Jeans

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Todos los años hay una prenda que llega a nuestro armario y se queda, algunas por un mes y otras por una década, pero al margen de las modas, siempre acaban permaneciendo. Pero ¿desde cuándo ocurre esto? ¿Por qué conservamos esos jeans viejos? ¿Cómo han sabido perdurar con el paso del tiempo? Para entender mejor el mundo del denim es fundamental comenzar por el origen y conocer la historia de este tejido.

Publicidad

DE LO ÚTIL A LO ESTÉTICO

Publicidad

En plena fiebre del oro estadounidense, a los mineros les preocupaba más su ropa de trabajo que dormir bajo un techo. La rudeza en la mina y el peso de las pepitas hacían que los bolsillos de sus pantalones se rompieran constantemente y no durasen más que un par de días. El alemán Levi Strauss, que en ese momento vivía en San Francisco, se da cuenta de la necesidad, y con la tela denim de las tiendas de campaña que comercializaba y la ayuda del sastre Jacob Davis, cliente suyo, crea unos pantalones de trabajo reforzados en los bolsillos y las cremalleras, que facilitan, no solo la labor de los buscadores de oro, sino la perdurabilidad de sus prendas. En el año 1873, cuando Strauss y Davis reciben la patente #139.121 de la Oficina de patentes y marcas estadounidenses, nace el «jean» tal y como lo conocemos.Esta prenda de vestir sigue con la misma utilidad de trabajo hasta poco después de la Segunda Guerra Mundial, cuando se tiñe de azul índigo y adopta un cierto atractivo que llama la atención a las generaciones más jóvenes de la década y lo incluyen tímidamente en sus estilismos de ocio.Pero no es hasta los años 50 cuando los jeans se imponen como una prenda juvenil para representar moda y no trabajo, algo que ha seguido así durante seis generaciones seguidas hasta nuestros días.En la década de los años  60 del pasado siglo fueron símbolo de rebeldía; en los 70 la única prenda que no hace distinción entre sexo, clase o raza; en los 80 las grandes casas de la moda, como Yves Saint Laurent, Pierre Cardin o Kenzo, innovaron en diseños y texturas y los introdujeron en sus colecciones, y así, década tras década hasta hoy.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados

Publicidad
×
Publicidad
×