Ochenta años del nacimiento de César Tovar

Hace ochenta años nació César Tovar, considerado como uno de los jugadores criollos más versátiles que han actuado en la pelota profesional de Venezuela, Estados Unidos y México.

Publicidad

De familia muy humilde, Tovar llegó al mundo, en Caracas, el miércoles 3 de julio de 1940 en una vivienda de Quebrada Honda, parroquia El Recreo. Se hizo profesional en 1958, a la edad de 18 años, y en 1965 se convirtió en el décimo bigleaguer venezolano.

Comenzó a jugar pelota desde muy temprano. Aproximadamente a la edad de diez años, cuando ya la familia se había mudado al cerro Los Cocuyos, en los Rosales, inició sobresaliente trayectoria en el beisbol menor capitalino con los equipos El Valle y Banco Obrero.

En el nivel amateur capitalino desde los 16 años de edad mostró excelentes cualidades como jugador de varias posiciones con los clubes Intendencia Naval y Cartografía Nacional, junto a otros peloteros caraqueños que posteriormente también destacarían en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, como Gustavo Gil y Teodoro Obregón.

Fue reclutado a finales del año 1958 por Pompeyo Davalillo, para los Leones del Caracas, y el cubano Regino Otero lo firmó para la organización Rojos de Cincinnati. Cuando viajó por primera vez a Estados Unidos, ya había debutado en Venezuela con los melenudos.

El entusiasmo como virtud

En el sistema de sucursales de la organización de Cincinnati, Tovar causó buena impresión desde que llegó a los entrenamientos de marzo de 1959. Su pimientoso estilo para desempeñarse en el juego fue comparado inmediatamente con otro prospecto de los Rojos que estaba en proceso de formación: el camarero Pete Rose, quien a partir de 1963 fue promovido al equipo grande y luego sería su compañero de equipo en Venezuela con el Caracas, en la edición 1964-65

Entre 1959 y 1964, Tovar cumplió sobresaliente desempeño con seis sucursales de los Rojos entre clase D y AAA. Pero la presencia de Rose en el equipo grande le impedía hacer el grado. De nada valió que estafara 247 bases en 753 juegos, incluidas 88 en 100 intentos en 1961, con la sucursal de novatos en Geneva. Dejó promedio vitalicio en las menores de Cincinnati de .302  y en 1962 fue líder bate de la Liga de Carolina con average de .320, además de disparar 10 jonrones y remolcar 78 carreras.

El 4 de diciembre de 1964 fue enviado de Cincinnati a Minnesota, a cambio del lanzador Gerry Arrigo. Con los Mellizos de convirtió en bigleaguer, debutó  el 12 de abril de 1965, ligó de 4-2 con una carrera remolcada en encuentro que su club le ganó 5  carreras por 4 a los Yanquis en Minneápolis.

A lo largo de su carrera de doce temporadas en las Grandes Ligas con Mellizos (1965-72), Filis (1973), Rangers (1974-75), Atléticos (1975-76) y Yanquis (1976), Tovar dejó average vitalicio de .278 con 253 dobles y 226 robos. En un lapso de cinco campañas entre 1967 y 1971 su nombre fue considerado en la votación al premio de Jugador Más Valioso. En el año 1970 fue líder de la Liga Americana en los departamentos de dobles (36) y triples (13) y en el año 1971 encabezó el renglón de imparables con 204.

Su nombre en los medios de comunicación sonó con altos decibeles a finales de la temporada de 1968, cuando el día 22 de septiembre se convirtió en el segundo pelotero que jugó todas las posiciones en un encuentro entre Atléticos y Mellizos, en Minneápolis.

El 19 de septiembre de 1972, con Minnesota, se convirtió en el primer venezolano que bateó la escalera. Fue en un encuentro contra los  Rangers de Texas.

En cinco ocasiones se encargó de romper juegos de no hit no run: Barry Moore (Senadores/1967), Dave McNally (Orioles/1969), Miguel Cuéllar (Orioles/1969), Dick Bosman (Senadores/1970) y Jim “Bagre” Hunter (Atléticos/1975).

Casi cuarenta y cuatro años después de jugar su último encuentro en MLB (29 de septiembre de 1976 con los Yanquis), Tovar figura quinto en la lista histórica de bigleaguers criollos en triples con 55, es décimo en carreras anotadas (834) y décimo cuarto en hits (1546).

Cuarto en hits en la LVBP

En 26 campañas en la pelota profesional local (1959-60 a 1985-86) con Leones, Tibuleones, Tigres y Águilas disparó mil 224 hits en 4 mil 286 visitas al plato, la cuarta mayor cifra de imparables en la historia de la LVBP. En sus 16 temporadas con el equipo Caracas integró junto al jardinero y lanzador Víctor Davalillo la mejor pareja de primero y segundo bate (one-two) en la historia de nuestra pelota.

Alzó la copa de campeón en ocho ocasiones: cinco con los Leones (1961-62, 1963-64, 1966-67, 1967-68 y 1972-73, una con Tiburones (1965-66), una con Magallanes (1969-70) y una con Águilas (1983-84). Formó parte de dos elencos venezolanos que se coronaron en la Serie del Caribe: Navegantes 1970 y Zulia 1984.

Publicidad

César Tovar falleció en Caracas, a la edad de 54 años, el 14 de julio de 1994. Su nombre está inmortalizado en el  Salón de la Fama del deporte venezolano desde 1996 y en el Salón de la Fama y Museo del Beisbol venezolano desde 2003. Lleva varios años nominado al Salón de la Fama de los Mellizos Minnesota.

Enlaces patrocinados

Publicidad
×
Publicidad
×