Policía detiene a destacado dirigente regional del MAS en Bolivia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El jefe de la Policía anticrimen de La Paz, coronel Iván Rojas ha explicado que la detención de Gustavo Torrico se realizó en cumplimiento de una orden del fiscal que procesa el caso por supuestos delitos de “sedición y terrorismo” contra el depuesto presidente de Bolivia Evo Morales y varios de sus colaboradores.

Publicidad

En un breve contacto con la prensa, Torrico ha denunciado la detención como “totalmente ilegal”. “Yo me he presentado al fiscal, el señor vino a mi casa y yo salí de mi casa. No entiendo ni por qué me enmanillan”, ha afirmado este jueves a reporteros mientras era conducido a una celda en una estación policial.

Al respecto, ha asegurado que la causa verdadera de su detención se debe a que es partidario del Movimiento al Socialismo (MAS) y ha denunciado que continua la persecución política del gobierno de la presidenta autoproclamada de Bolivia, Jeanine Áñez, contra los miembros de este partido.

Al respecto, la defensa del asambleísta ha lamentado que la Fiscalía no haya dado respuesta a ninguno de sus memoriales en los que pedía dejar sin efecto la orden de aprehensión en contra de Torrico. 

El expresidente Morales, a su vez, ha refutado la “detención ilegal” de su correligionario. “Una prueba más del Estado de No Derecho en Bolivia es la ilegal detención de Gustavo Torrico, asambleísta por La Paz”, ha indicado la misma jornada en la red social Twitter.

Morales ha señalado que el gobierno de facto ha detenido, también, a cinco de sus exministros y dos exdirectores por el mismo caso de sedición y terrorismo, incluido el aspirante presidencial del MAS, Luis Arce.  

Además, la portavoz del MAS en la Cámara de Diputados, Sonia Brito, ha denunciado la detención de Torrico y la persecución política a los militantes del MAS que, a su juicio, tiene como objetivo “acallar nuestra voz” y ha alertado de que mediante estas acciones, será imposible unas elecciones democráticas y limpias.

Morales dimitió el pasado 10 de noviembre tras un golpe de Estado por parte de la oposición que desconoció su reelección en las elecciones del 20 de octubre. En seguida, Áñez instaló un gobierno de facto, lo que provocó masivas protestas por parte de los partidarios del MAS.

Para calmar la situación, se celebrará el 3 de mayo nuevos comicios de Bolivia, en los que se presentan la presidenta autoproclamada y el exministro de Economía Luis Arce, entre otros candidatos.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados

Publicidad
×