Aceras y brocales | Concursos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

-Una vía útil para ciertos asuntos y momentos es llamar a la sociedad para que formule ideas y propuestas que enriquezcan la visión y gestión pública.

Publicidad

-Los concursos pueden ser herramientas de recopilación de acciones y saberes exitosos, que superen sus situaciones locales y sean parte de estrategias nacionales con las especificidades culturales y ambientales de cada caso.

-Con respeto y sin alusión particular, hay demasiados decisores, que desconocen o tienen poco dominio de la función que les toca gestionar y esquivan acompañarse de quienes sí tienen la experticia y experiencia requerida.

-Un caso típico de lo anterior es el gobierno de las ciudades, en el que la dispersión y descoordinación de actores y competencias las hacen inmanejables. Por ejemplo, la Gran Caracas, donde sus más de 25 municipios son administrados según lo que a cada uno le parece, sin visión compartida ni coordinación ni control.

-La realidad fuera otra si se fijaran unas líneas maestras de desarrollo regional, por medio de las cuales se contemplaran pautas específicas para sus diversos ámbitos físico-ambientales.

-Luego, convocar el diseño urbano integral de sectores de la ciudad, por el cual se considerara las características internas e interdependencias de cada uno, para configurar una red de unidades culturales y ambientales que estructure a la región capital según rasgos y diferencias de sus partes, pero complementadas y armonizadas entre sí.

-Y lo ideal sería que esto se hiciera bajo la visión comunal del territorio gestionado por el Poder Popular organizado, capacitado y con recursos.

De todo un poquito

En el tema de la vivienda también hay oportunidad de potenciar las estrategias mediante la invitación pública a las capacidades tecnológicas y productivas instaladas en el país.

Para incorporar tecnologías constructivas con componentes de madera de Uverito, o aquellas que minimicen cemento y cabilla, o las que todos sus insumos sean nacionales sin importar ni un tornillo.

Otro ejemplo, para sistematizar, estandarizar y modular los sistemas, componentes y materiales para viviendas, edificaciones escolares y de salud.

Para diseños sustentables y sin equipos mecánicos. Aprovechando la ventilación cruzada, iluminación natural, aguas de lluvias, distribución de agua por gravedad, reciclaje de aguas y desechos, etc.

Para el diseño urbano-regional, donde los asentamientos sean integralmente dotados, productivos, compactos con baja altura, a escala humana, adaptados a los pisos climáticos del país y movilidad peatonal privilegiada.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados

Publicidad
×