Se reinventan para seguir vendiendo comida rápida pese a la cuarentena

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La llegada de la pandemia del covid-19 y con ella el confinamiento social como medida preventiva ha impulsado a muchas personas a reinventarse para poder sobrevivir y llevar el pan diario a sus hogares.

Publicidad

 Tal es el caso de «Tropical Burger» un emprendimiento de  comida rápida a cargo de tres jóvenes que se han tenido que reinventar para continuar con su actividad comercial y seguir generando ingresos que les permitan mantener su negocio pese a la cuarentena. Su labor la ejercen diariamente en sus hogares ubicados en el conjunto residencial San José del Ávila en la parroquia Altagracia del  Municipio Libertador. 

 Carlos Monascal, integrante de Tropical Burguer tiene claro que por el coronavirus (covid-19) la clientela ha disminuido y los productos tardan más en venderse. Por ello decidieron ofrecer a sus vecinos su productos, ya que viven en un conjunto residencial que tiene 234 apartamentos. 

Cuenta que la adquisición de materia prima es menos frecuente y en menor cantidad, se requiere descubrir nuevos sitios para hacer las compras, pues por la cuarentena muchos de sus habituales proveedores no están despachando», explicó Monascal encargado de Tropical Burguer. 

Aclaró también que por no poder estar en las calles por la cuarentena, tuvieron que implementar el servicio delivery y hacer uso de las redes sociales para ofertar sus productos alimenticios.

Los chamos aclararon que cumplen al pie de la letra los protocolos de prevención para evitar el contagio del virus, por lo cual usan mascarillas o tapa bocas, guantes y, el más importante, lavado de manos con agua y jabón luego de realizar la entrega de cada pedido. Inclusive, mantienen conversaciones previas vía chat con sus clientes donde les manifiestan que si a la hora de entrega de sus encomiendas no cuentan con los ítems de prevención no cumplen con el despacho.»La gente debe recibirnos con tapabocas y mantenemos una distancia prudente para el despacho», subrayó. 

Por su parte, Andrés Aponte integrante del equipo de Tropical Burguer y quien lleva las cuentas del negocio, manifestó que “hemos estado agradecidos porque a pesar de todo las ventas se han mantenido, quizás no con la misma afluencia o cantidad de productos, pero cada apertura siempre se lleva ventas consigo”, dijo.

“Es una residencia de 9 torres y entre ellas hay un sistema de ventas por whatsapp para adquirir cualquier tipo de rubro, no solo hamburguesas, puedes encontrar diversos productos de necesidad diaria o trivialidad. Nosotros nos damos a conocer como @troopicalburgerve, llevamos cada pedido a la puerta de cada torre y los vecinos solo bajan con sus cuidados a recibir el pedido, el delivery no se cobra por ser parte de la comunidad”, expresó Aponte sobre el proceso de las ventas en la comunidad. 

Por último el cocinero y pieza clave del negocio, Marcos Arcano, dio un mensaje alentador para todos aquellos que viven la misma situación.“Hacemos lo posible por llevar el pan a nuestra  mesa cada día y como venezolanos necesitamos de ese reinvento para poder subsistir, nos cuidamos y le pedimos a todos solo que tengan mucho cuidado en la calle, estén al día con los cuidados de salud en contra del virus y tener fe de que al final todo saldrá bien” dijo Arcano.

Publicidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados

Publicidad
×
Publicidad
×