Usuarios solo salen de sus casas a comprar comida

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las tradicionales ferias de alimentos, que regularmente se instalaban en diferentes puntos de Caracas, para vender hortalizas, frutas y vegetales, siguen prestando su servicio con restricciones, motivado a la emergencia sanitaria que ha ocasionado el coronavirus, y que en nuestro país ha contagiado a 42 personas.

Publicidad

Barwil González, presidente de Inmerca, señaló que las llamadas Ferias del Campo Soberano que se realizaban en las comunidades han quedado suspendidas para evitar la aglomeración de personas y la posible propagación del virus.

“Tenemos que señalar que varios de los productores, que también son los organizadores de estas ventas de alimentos, decidieron suspender la instalación de estos centros de acopio itinerantes, acatando las recomendaciones del presidente Nicolás Maduro, para cumplir la cuarentena en familia, como una de las normas sanitarias principales”, dijo González.

Reiteró que las actividades en el Mercado Mayor de Coche se mantienen con toda normalidad.

“En estas instalaciones y en los 14 mercados que son supervisados por la alcaldía se llevan a cabo inspecciones diarias para verificar que los concesionarios cumplan las indicaciones emanadas por la alcaldesa del municipio Libertador y las autoridades sanitarias, como es el uso obligatorio del tapabocas, tanto para comerciantes como consumidores”, dijo Barwill González.

Señaló el presidente de Inmerca, que con el apoyo de las Fuerzas Armadas, se realiza la custodia en la entrada de los diferentes mercados, para que los consumidores puedan realizar las compras.

Asimismo, dijo que todos los 14 mercados municipales cierran sus puertas a la una de la tarde.

En nuestro recorrido por las calles de Caracas, se observó que los vendedores de la redoma de Ruíz Pineda, la plaza Madariaga de El Paraíso y en la urbanización de Montalbán no colocaron ventas de alimentos.

También estuvieron ausentes los vendedores de la feria en la calle 17 de El Valle y en la avenida Fuerzas Armadas.

En la zona de Catia, sector Los Magallanes, los vendedores conocidos como Los Gochos, colocaron sus ventas de alimentos y tuvieron una considerable cantidad de clientes.

En la parroquia La Pastora, también los vecinos pudieron comprar alimentos en la tradicional feria.

“Estos alimentos son frescos. Semanalmente llega un camión de verduras, frutas y hortalizas, que ofrecen a un buen precio”, señaló Tibisay Carrillo, una vecina de la zona.

Ferias grandes. Entretanto, el alcalde del municipio Sucre, José Vicente Rangel Ávalos, informó que las ferias de venta grandes de alimentos, que se instalaban especialmente los fines de semana, quedaron suspendidas hasta nuevo aviso, con la finalidad de evitar la reunión de muchas personas a la vez.

Advirtió que solo serán permitidas las pequeñas ventas de comida, pero sus organizadores deben cumplir con las normas sanitarias y controlar el acceso de las personas a los espacios en que se encuentran los alimentos.

“Estamos en conversaciones con los organizadores de estas ferias para que elaboren los llamados combos de alimentos, que sean embolsados y así poder realizar las ventas de forma más rápida y sin la aglomeración de personas”, dijo Vicente Rangel Ávalos.

En la zona de la Urbina se instalaron varias de estas ventas de alimentos.

En El Hatillo

En el municipio El Hatillo, se siguen desarrollando con toda normalidad las ferias de alimentos o llamados mercados a cielo abierto. El concejal Fernando Melena, señaló que cada una de estas ventas están supervisadas por la Alcaldía del municipio El Hatillo, y tanto los organizadores como los consumidores deben acatar las normas de sanidad para prevenir el coronavirus.

“El uso del tapabocas es una medida obligatoria para todas las personas. Los organizadores deben vigilar la entrada a la venta de alimentos y pedimos a los consumidores realizar sus compras rápidamente”.

Igualmente, le pidió a las familias que solo una persona realice las compras “pedimos que se resguarden a los abuelos, que no salgan con niños a la venta de alimentos, que se laven las manos de forma continua y que permanezcan en sus casas”, dijo Fernando Melena.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados

Publicidad
×
Publicidad
×