Volvamos al campo | Siempre es lo mismo

Los grandes empresarios se quedan con la mayor ganancia de la venta de los rubros que producen los campesinos. Éstos van al campo y compran la mercancía a un precio sumamente pírrico, luego la llevan al mercado y la expenden a un  costo que supera su valor, incluso diez veces. ¿Por qué ocurre este tipo de situaciones?

Publicidad

Los pequeños y medianos productores en su mayoría son personas humildes que no tienen la capacidad de llevar su producción al mercado local, mucho menos a otros estados del país. Esto dificulta, entonces, abaratar el precio del producto final y es allí donde entran los comercializadores y especuladores a hacer fiesta con el sueldo de los venezolanos.

El Estado venezolano debe crear una red de transporte que permita trasladar todo lo que produce el campesino hasta el lugar definitivo de la venta del mismo. Recuerdo que hace unos años estuve en Mérida y pude ver como se perdían miles de plátanos por no tener como trasladarlos a otro estado.

Publicidad

Cabe destacar que el precio de cada plátano era de 5 bolívares cuando en el mercado costaba 50. Lo mismo pasa en otros estados, porque así lo he vivido. Es el momento para unir esfuerzos entre los campesinos y el Estado para buscar una solución definitiva a ese gran inconveniente que nos afecta económicamente a todos los que vivimos en esta patria llamada Venezuela.

Enlaces patrocinados

Publicidad
×
Publicidad
×