Rusia acusa a EEUU de pretender reanudar ensayos nucleares

Foto: Referencial
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia acusa a Estados Unidos de preparar el terreno para una posible reanudación de los ensayos nucleares.

Publicidad

A pesar de haber transcurrido más de dos décadas de la ratificación del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCEN), la citada Cartera rusa ha denunciado este martes la postura destructiva de EE.UU. hacia este tratado y ha acusado al Gobierno de dicho país, presidido por Donald Trump, de querer reanudar sus ensayos nucleares, reseña el portal web de Hispantv.

“Nos vemos obligados a constatar un grave empeoramiento de la situación en torno al TPCEN. Un cuarto de siglo después de la apertura para su firma, el tratado aún sigue sin entrar en vigor”, ha indicado la Cancillería rusa con ocasión del 20. º aniversario de la ratificación del mencionado tratado por Moscú.

Estas declaraciones se han realizado dos meses después de que el diario estadounidense Washington Post revelara que EE.UU. sopesa la idea de realizar la primera prueba nuclear del país norteamericano en casi 30 años.

Rusia ha subrayado que todo lo que acontece es por culpa de EE.UU. y otras siete naciones que siguen sin ratificar o incluso sin suscribir este acuerdo, y ha instado a estos ocho países a reconsiderar su postura y dar luz verde para que el convenio —importantísimo para la seguridad global— se transforme en una herramienta cabal del derecho internacional.

“El régimen de la no proliferación y el control de armas enfrentan retos extremadamente graves. Es necesario hacer lo posible para revertir las tendencias negativas”, ha sostenido.

Sin embargo, ha enfatizado que la posición más destructiva en este sentido es la de EE.UU., que oficialmente ha declarado que no tiene intención alguna de ratificar el TPCEN y prepara el terreno para reanudar los ensayos nucleares.

Conforme advierten varios expertos, la Administración de Trump está destruyendo los logros alcanzados a nivel mundial sobre la no proliferación de armas nucleares, invirtiendo ingentes fondos en la modernización y reconstrucción del arsenal nuclear de EE.UU. y, ahora, pretendiendo realizar la primera prueba nuclear del país tras décadas.

El Gobierno estadounidense firmó el TPCEN en 1996, pero el Senado votó en contra de ratificarlo. El tratado ha sido firmado y ratificado por 168 Estados, pero no entrará en vigor hasta que otros ocho países lo suscriban.

El mismo portal web, difundió el pasado sábado que el diario estadounidense The Washington Post reveló que el Gobierno de EE.UU., presidido por Donald Trump, sopesa realizar la primera prueba nuclear del país norteamericano en casi 30 años.

En reacción, Lassina Zerbo, secretario ejecutivo del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCEN), advirtió el jueves que el plan de Washington conllevaría un “grave desafío para la paz y la seguridad mundiales”.

“Cualquier acción o actividad de cualquier país que viole la norma internacional contra las pruebas nucleares, respaldada por el TPCEN, constituiría un grave desafío para el régimen de no proliferación nuclear y desarme, así como para la paz y la seguridad mundiales”, agregó, en declaraciones ofrecidas al diario británico The Guardian.

Por su parte, el aspirante demócrata a la Casa Blanca Joe Biden calificó el mismo jueves de “imprudente” la posibilidad de que la Administración Trump reanude las pruebas de armas nucleares. “No hemos probado un dispositivo desde 1992; no necesitamos hacerlo ahora”, indicó.

El Gobierno estadounidense firmó el TPCEN en 1996, pero el Senado votó en contra de ratificarlo. El tratado ha sido firmado y ratificado por 168 Estados, pero no entrará en vigor hasta que EE.UU., China, el régimen de Israel y Egipto lo ratifiquen.

Conforme advierten varios expertos, la Administración Trump está destruyendo los logros alcanzados a nivel mundial sobre la no proliferación de armas nucleares, invirtiendo ingentes fondos en la modernización y la reconstrucción del arsenal nuclear de EE.UU. y, ahora, pretendiendo realizar primera prueba nuclear del país tras décadas.

Es más, el magnate republicano ya ha sacado a EE.UU. del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), firmado en 1987 entre Washington y la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), destaca Hispantv.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados

Publicidad
×
Publicidad
×