1ª Parte: El nuevo lustro

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Difícilmente se puede explicar la realidad política de nuestro país al margen de cuanto se sabe sobre el rumbo que está tomando y va a tomar la economía y, por ende, la política de nuestro continente en el lustro 2020 – 2025.

Publicidad

Sobre el tema asombra el aviso que lanzó desde Davos, el 20 de enero de 2020, el economista premio nobel Joseph Stiglitz: “mensaje para los inversores en deuda argentina: prepárense para pérdidas considerables”.

Anoto que Stiglitz fue mentor del ministro de Economía Martín Guzmán, encargado de renegociar la deuda pública argentina. Inclusive divulgó un artículo en el que elogió a su antiguo discípulo.

Su hipótesis: el futuro económico de Argentina depende de la renegociación de la deuda. Pronostica que la segunda economía más grande de Suramérica se contraerá por tercer año sucesivo en 2020. Hoy, el desempleo está en dos dígitos y la inflación por encima de 50%. ¿Herencia de Macri?

Stiglitz: “Argentina necesita tiempo para hacer crecer la economía”; y sentencia de Guzmán: “sabemos lo que sucede si tomamos el otro camino”. Su aviso: los inversores deberían haber sabido en qué se estaban metiendo cuando, confiando en Macri, compraron bonos argentinos con augurio de rendimientos muy altos.

Para aumentar la complejidad preguntamos: ¿cómo enfrentar los problemas políticos surgidos en este continente después del declive del período progresista 2000 a 2020? Y surgimiento de temas que revela 2020 y el lustro al 25, y anuncian la evolución hacia un convulso “nuevo rumbo”.

Sin duda, nuevo tiempo político para América Latina progresista motiva la llegada de Amlo en México y Fernández en Argentina, junto a otras figuras políticas emergentes en otros países.

¿Viene una vuelta política para América? Sin duda. El tiempo presagia cambios: en este tiempo social extraño, amorfo, fragmentado, volátil y polarizado. Y también paradójico, porque al mismo tiempo, en la extraordinaria crisis que vivimos brotan nuevas subjetividades, solidaridades, pulsiones de vida y emancipación, nuevas formas de hacer política en el continente, Colombia, Chile, Ecuador y Bolivia y Brasil lo demuestran.

Todo anuncia novedades, en el tiempo político, igual asoma inestabilidad y amenaza con un neoliberalismo de 3a generación. Éste y otros temas del lustro político serán objeto de reflexión en la próxima columna.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×