4F: impacto internacional

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El 4F fue una gran victoria política que condujo a la victoria electoral de 1998- 99, que se ha materializado en un proceso de cambios económicos, sociales, políticos, conducido por el presidente Chávez. En 20 años nos ha transformado en otro país y el liderazgo del Presidente creció en Venezuela y el mundo.

Publicidad

Su geopolítica, que he llamado geopolítica de la liberación, colocó a Venezuela como actor clave en la geoestrategia mundial. Concretó la alianza con Rusia y China, reactivó la Opep, desarrolló la unión con Fidel Castro, la integración de la región latinocaribeña, derrotó al presidente Bush de EEUU y lanzó su famoso grito, el Alca pal carajo, reactivando las relaciones con todo el Sur: África, Asia, países árabes…

Hoy, el presidente Maduro, continuador del camino visualizado por Chávez desde el 4F, ha convertido a Caracas en capital mundial del antiimperialismo. Ha derrotado a Trump en distintas instancias de la ONU: Consejo de Seguridad, Consejo de Derechos Humanos, donde hemos sido reelectos tres veces como miembros. Hemos ocupado por primera vez la presidencia, para el período 2016-2019, del movimiento de países No Alineados fundado en 1961. Maduro ha demostrado que puede, con la diplomacia de la paz, derrotar las bravuconadas de Trump.

Trump y sus secuaces se han encargado de poner en evidencia fortalezas que tenemos. Si tomamos como ejemplo la batalla de los puentes del 23-02-19 y sus resultados los comparamos con las expectativas creadas por las amenazas de Pompeo, el presidente de Colombia, el cartel de Lima y los sí o sí del megáfono Guaidó, concluimos que hoy, sin duda, tenemos patria, tenemos pueblo, se ha consolidado la unidad cívico-militar. No fue necesario disparar un tiro. Los rechazamos con base al patriotismo, el valor, la superioridad moral y la justeza de nuestra causa. Los mercenarios, el apoyo logístico, militar y los asesores gringos respaldados por la vocinglería de Trump y la CIA han sido insuficientes. No los subestimamos. Son demasiado criminales para hacerlo.

Subsisten la burocracia, la corrupción y la ineficiencia. Estamos obligados a superarlas al costo de que podamos experimentar traiciones y retrocesos. Un pueblo que enfrenta con grandes sacrificios el bloqueo imperial, ¿puede convivir con funcionarios corruptos?

Publicidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×