El contrafuego de Chávez

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

En marzo 05 recordamos el viaje de Chávez y el 08 el Día de la mujer. No parece una casualidad histórica, pues que yo sepa, Chávez fue el primer presidente que se declaró feminista, lo que alentó el pase a la ofensiva de las feministas.

Publicidad

La lucha por el socialismo estaba debilitada, aun cuando, a principios de los 70, derrotada la lucha armada, muchos dábamos una dura batalla por el socialismo. Pero Chávez no sólo levantó el socialismo en Venezuela, sino influyó en la relación de la fuerza internacional que se fue conformando, pues fue vinculando al socialismo con el antiimperialismo y las luchas por la liberación nacional. Fue como la chispa que encendió la pradera. Seguramente desde ese momento comenzaron a planear su asesinato, sobre todo después de que el pueblo derrotó el golpe de Estado de 2002. Asesinar a Chávez fue la opción.

El feminismo se radicalizó. Nosotros, para romper con una cultura sembrada en el inconsciente, tenemos que comprender la urgencia de luchar contra el paternalismo y pedir perdón por los siglos de opresión y crímenes contra las mujeres. De no proceder así seremos responsables de esos crímenes y estaremos justificándolos cuando se esconden detrás de la guerra de cuarta generación, el caos “constructivo”…

Esta herencia patriarcal forma parte del asedio a Venezuela, una estrategia que no descarta la intervención militar, pero avanza tratando de destruir la moral y la espiritualidad del pueblo, sembrando egoísmo e individualismo como base del triunfo de lo material, lo que se une a la destrucción del bolívar, con un efecto simbólico, subestimado cuando se le da la bienvenida al dólar. Dólar fetichizado, como símbolo de riqueza fácil, que compra comida y prostituye a una muchacha. Dólar que se adquiere mediante droga y prostitución.

Tengo un testimonio de la parroquia La Vega, una de las más combativas de Caracas, según el cual, viene siendo penetrada por bandas paramilitares, asociadas con miembros de cuerpos de seguridad, que han tomado áreas de importantes barrios, para organizar fiestas, que duran noches enteras en las que se consume drogas y alcohol, se práctica la prostitución y todo se paga en dólares, que es el incentivo principal de prostituirse. Los que cuidan estos lugares son miembros de cuerpos de seguridad asociados con paramilitares.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
×