El drama opositor

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

En las llamadas conversaciones y análisis político que se han dado en Venezuela en los últimos años, hay un tema obligatorio que ha ocupado un importante tiempo y espacio, en los distintos niveles de complejidad reflexiva, y que se potencia a partir de algunas preguntas : ¿qué le pasa a la oposición política venezolana que está tan dividida?…¿por qué no se ponen de acuerdo y actúan en bloque?…¿es que tienen distintos intereses políticos?…¿es que las ambiciones personales en la oposición tienen mayor peso que una posible unidad política?…¿el triunfo electoral que tuvieron en las parlamentarias de diciembre 2015 es un hecho irrepetible?…¿será que dentro de la oposición solo tienen en común dos cosas: el odio antichavista y los deseos de salir de Maduro?…¿ en cuántos pedazos está dividida la oposición?…¿quién marca la agenda política de la oposición, los radicales o los moderados?…¿ la oposición carece de un liderazgo político?

Publicidad

Las posibles respuestas a las preguntas formuladas solo expresan la existencia de una altísima pugnacidad y desconfianza interna entre los dirigentes opositores que conforman todo un mosaico de visiones para asumir la política, desde agendas que van desde la simple ambición personal, el antichavismo, una derecha y la ultraderecha con su recalcitrante anticomunismo y fervientes militantes y serviles pro imperialistas…en la que actualmente viven unos muy particulares dramas, que van desde los que quieren más sanciones, bloqueos y “ayuda militar humanitaria” para desalojar del poder al chavismo y por otro lado, se encuentra un sector opositor que supuestamente creen en los caminos constitucionales, pacíficos y electorales, como la vía democrática para la resolución de los conflictos políticos y superar la crisis económica que azota al país.

También hay un sector muy radical que son militantes del abstencionismo, y que solo participarían en una contienda electoral si nombran como rectores del Consejo Nacional Electoral a López, Borges, Ledezma, Rosales y la Machado.

Me parece que es importante destacar que las peores acusaciones de que son corruptos proviene de la misma oposición, y eso demuestra que en política el peor enemigo que puedes tener es aquel que te conoce muy bien.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×