Geopolítica vs los que sobran

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los Trumps saben lo que están haciendo. No es que no comprenden los efectos de sus “antipolíticas”. Cuando los gobiernos de EEUU, de Europa y otras regiones del mundo, como los chupamedias de Latinoamérica, aplicando las políticas neoliberales, privatizaron los servicios de salud, sabían que estaban condenando a muerte a los pobres, a los diferentes. O bien pagaron para crear el virus o rápidamente vieron la oportunidad de aprovecharlo.

Publicidad

Ya este culto a la muerte se venía profundizando en Europa con la migración de las víctimas de las guerras y el desamparo. Ya el Mediterráneo es el cementerio más grande de hoy. Pero era y es necesario internacionalizar y masificar la muerte. Aquí es donde aparece el covid-19.

Aun cuando la FAO sostiene que hay pan para todos, el poder mundial considera que siete mil millones de personas es demasiado y se conjugan neoliberalismo, maltusianismo y fascismo para utilizar todos los crímenes posibles, profundizar una guerra mundial que elimine millones de seres humanos.

Vale todo ante el inmovilismo de la ONU y particularmente del Consejo de Seguridad. Esa guerra híbrida que combina invasiones, derrocamiento de gobiernos, crisis financieras, matanzas, epidemias, desastres naturales… Tiene como propósito la generación de un caos mundial permanente donde la paz viva interrupciones constantes.

El poder mundial (financiero, militar, del narcotráfico) no es compatible con la democracia, la estabilización y la paz. Entre otras razones, porque se ha levantado sobre la base de la ilegalidad y la violencia ¿Cómo convivir con la legalización de la tortura, las cárceles clandestinas, las desapariciones de detenidos políticos, con golpes de Estado contra gobiernos que no les simpaticen? ¿Con esa hidra de mil cabezas representada por la entremezcla de capital financiero, conspiraciones militares y operaciones de las mafias de narcotraficantes, que se entrecruzan en sus roles como quien va cambiando de camiseta según el crimen que se vaya a cometer? ¿De banquero a general o capo mafioso?.

La manera, no sé si la única, es la unidad de los pueblos y los gobiernos amantes de la paz, la no violencia, los senderos democráticos, aceptando la diversidad de caminos y experiencias, con un respeto absoluto a la soberanía y la independencia de los pueblos.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
×