La misma gira

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Hora de revisar el twitter.

Publicidad

En la red del pajarito me topo con un mensaje dirigido por una persona que se dice venezolana… quien extrañamente esconde la identidad tras un águila calva que como se sabe… no vuela por nuestras tierras.

Nada extraño: La identidad equívoca abunda y hay quien tras la foto del ave nacional de Estados Unidos pretende darnos lecciones de nacionalismo y moderación también pide la intervención de tropas extranjeras en nuestro territorio.

Apartando la bobería de esconderse tras el ave imperial, en vez de usar un gavilán -si eso le da seguridad- me reclama que no comente lo que considera segunda parte de la gira del autoproclamado.

Acepto el reto… pero no engañemos a los lectores.

Proclama él o la twittera… que la gira del interino se divide en dos partes.

Nada que ver.

El autoproclamado… y este remate sirve de prueba… no se manda… tiene como las marionetas hilos que otros halan.
Ya expliqué en anterior columna que el paseo por Europa del diputado fue un rotundo triunfo pero no por las razones que esgrimen los seguidores que aún le quedan.

Fue un éxito para quienes a nombre de un pueblo empobrecido… en parte por las sanciones… y en parte por las políticas de veinte años repartiendo… veinte años ahogando las posibilidades de enriquecerse decentemente… roban descaradamente los recursos de la ayuda humanitaria.

Ahora tendrán más fondos para meter las garras esos guaidólovers.

La parte americana de la gira –es la misma porque quienes la urdieron son los financistas de la parte europea- fue maquinada por quienes velan en el Congreso de USA para asegurar la entrega de recursos a dividir bajo cuerda entre la mafia de Miami… y la banda de Guaidó.

Por eso coincidió con un Super Bowl hispanizado que garantizaba la presencia de Trump celebrando el anunciado final del impeachment. Así garantizaban votos de Florida… a cambio de recursos que el ciudadano estadounidense nunca sabe para qué se gastan y cómo.

Lo demás es teatro: Trump injerencista promete acabar con nuestro gobierno… como antes prometió volatizar al gobernante de Norcorea y derrocar a los de Siria e Irán.

Mientras tanto Nicolás Maduro a causa de las sanciones liberaliza gran parte de la economía… aplausos… ojalá dure.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×