Remodelación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Vienen tiempos duros. La destrucción de capital ha sido monstruosa… tanto como una Guerra Mundial. Y solo ese hecho, unido a la desaparición de redes comerciales… Da por seguro que el mundo post virus será más pobre.

Publicidad

Hay negocios que van a desaparecer y no me refiero a las líneas aéreas que todas ya estaban quebradas antes de la pandemia. La lógica más simple entonces es prepararse.

¿Pero, para qué?… porque aún conociendo que viviremos en un planeta empobrecido y liderado por populistas, nada está aclarado hasta que Trump juegue sus cartas.

Entonces las opciones son: Trump abre su comercio solo con Gran Bretaña… o lo hace con toda Europa… deja a México en la estacada o llega a un acuerdo global con China y Rusia.

Una situación como la actual lleva a que las economías de los grandes países se adecuarán a fomentar industrias que puedan absorber millones de parados… como la del turismo y la gastronomía, y la de la construcción

El problema de todas maneras no estaría resuelto porque el mundo enfrenta decisiones graves ya que todos “no caben” en una economía que se encogió y donde no sobrará financiamiento. Facilitar la construcción… porque la generación menor de 25 años… no tiene casa… ahorros… y tampoco trabajo.

Y la gastronomía puede abrir el mundo… depende de cómo actúe la FED y las decisiones de USA: No será lo mismo con los vuelos transatlánticos abiertos… que si los Estados Unidos solo los abre con Gran Bretaña.

No será lo mismo si USA deja a México colgado de la brocha… o si deciden seguir con sus economías integradas. Si .. siguen con las “sanciones” o si no. Con La China espero que triunfe la política porque más allá de las palabrerías de Trump… hay intereses comunes. ¿Y Venezuela?

Aquí el gobierno se preparó para lo peor: Sin ingresos asegura el Presidente un mínimo de alimentos y gasolina que se pagan con oro de Guayana, no del BCV.

Y aquí aclaro: No es admisible que los yanquis sigan creando dinero inorgánico… pero tampoco en nuestro país es admisible que a través del BCV inflen nuevos enchufados para “rescatar” líneas aéreas chatarra… hoteles sin huéspedes… o fabricas cerradas.

¿No es raro que con el comercio paralizado las Bolsas de NY y de Caracas… no caigan como ladrillo en viaducto?

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
×