Son dólares de la traición

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El informe de la Usaid, o Agencia de Estados Unidos para el desarrollo internacional, señala que ha proporcionado más de 654 millones de dólares a la oposición venezolana, destacándose las ayudas al “gobierno interino y a la Asamblea Nacional”, asesores técnicos, defensores de derechos humanos y “medios independientes” en Venezuela. Dice igualmente el informe que se ha proporcionado más de 277 millones de dólares a 16 países, entre ellos Brasil, Colombia, Ecuador y Perú, para el “tema Venezuela”. Toda esa millonada y la que viene tiene como fin único derrocar al Gobierno de Maduro y acabar con el chavismo.

Publicidad

Cualquiera que lea la información de hace tres días, pudiera caer por ingenuidad y no advertir la más grande traición, conjugada con agresión y conspiración externa e interna, que está sufriendo Venezuela en toda su historia republicana. Nuestro país es víctima de ataques de gobiernos de derecha a su soberanía, a su integridad territorial y a sus instituciones. Es objeto de un bloqueo financiero y comercial por parte del Gobierno de EEUU, de sanciones y amenazas de intervención militar.

A ello se agrega la campaña de mentiras y desprestigio que día a día ejecuta el poder hegemónico de la prensa de derecha para derrocar a Nicolás Maduro. Y para colmo de todo, están estos millones y millones de dólares que recibe la oposición de los enemigos del Gobierno bolivariano, a manera de logística y botín de corrupción.

Ahora nos preguntamos al leer tan grave información: ¿Puede cualquier venezolano, o extranjero residente en el país, recibir cantidades de dinero de gobiernos enemigos, para conspirar y derrocar al Gobierno de Venezuela, y andar al mismo tiempo por las calles sin que le apliquen la ley? Y la otra pregunta, en su tono más lacónico: ¿Hasta cuándo?

En el capítulo de la traición a la Patria, en el Código Penal, aparece una norma que castiga con prisión de 10 a 15 años al venezolano o extranjero residente que reciba de país o república extranjera, sumas de dinero que puedan emplearse en perjuicio de la República Bolivariana de Venezuela, de la integridad de su territorio, de sus instituciones, de sus ciudadanos y ciudadanas, o desestabilice el orden social.

El artículo es el 140. No lo olvide la oposición porque esos dólares que reciben sus dirigentes o grupos opositores, son dólares de los que venden la Patria. Son dólares de la traición. ¡No hay dudas!

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×