Daniel Sánchez: Últimas Noticias es la verdadera voz del pueblo

De sus 73 años, Daniel Sánchez ha vivido 55 vendiendo el periódico. Foto: Henry Delgado

Cuando Daniel Sánchez tenía nueve años de edad comenzó a acompañar a su papá al kiosco de ventas ubicado en la avenida Universidad, esquina de San Francisco, en Caracas, donde se vendían alrededor de 500 ejemplares diarios de Últimas Noticias desde 1957.

El ahora hombre de 73 años de edad contó con nostalgia cómo la venta del diario creó un vínculo sentimental entre él y su progenitor que juntos salían cada madrugada a las 3:00 am de su casa, ubicada en San José del Ávila, para esperar acompañados en la populosa esquina el camión de la prensa.

Sentía mucho orgullo abrir todos los días aquel kiosco de lata donde el nombre Daniel resonaba a cada rato en la boca de las gentes que iniciaban su jornada del día saludando a sus pregoneros, otros se detenían con cigarro y café en mano a comentar los chismes de los alrededores y el acontecer nacional.

Todos llegaban a saludar a su papá y se quedaba fascinado con la ligereza con la que se vendía Últimas, “era el favorito y lo sigue siendo, pero en esos años era emocionante ver el asombro en las caras ante una primera plana que se entendía porque ‘la noticia’ —el periódico—siempre ha comunicado con lenguaje entendible; es la verdadera voz del pueblo”, expresó.

Diversos acontecimientos históricos vieron los danieles-padre e hijo con el mismo nombre- transcurrir desde la estratégica esquina como la caída del gobierno dictatorial de Marcos Pérez Jiménez, el 23 de enero de 1958. Ese día y los siguientes, con entrecruzadas de balas y el nerviosismo, estuvieron vendiendo Últimas Noticias, el periódico desapareció en menos de media hora.

Un hecho trascendental en la historia política y contemporánea de Venezuela fue el estallido social, conocido como el Caracazo durante el gobierno del adeco Carlos Andrés Pérez, el 27 de febrero de 1989. Para ese día las noticias debieron esperar un poco más, pues la calle estaba caliente y Daniel junto a su papá salieron a vender como a las ocho de la mañana. “Todo el mundo llegaba a la esquina de San Francisco y decía, dame las Últimas Noticias”, recuerda.

Otro momento que marcó un antes y un después en la memoria nacional fue la rebelión del 27 de noviembre de 1992 contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez, cuando se intentó rescatar la democracia venezolana, ese día faltaron ejemplares porque todos querían saber qué pasaba, dijo Sánchez.

Su papá Daniel llegó a ser tan reconocido por su trabajo vendiendo la prensa nacional e internacional que fue elegido como proveedor de la Asamblea Nacional, de entidades financieras como el Banco Industrial de Venezuela y otros reconocidos negocios y empresas.

“Todos los periódicos y las personas en el centro nos han tenido como punto de referencia de venta de la prensa y eso en parte se lo debemos a Últimas Noticias, la gente lo busca por su formato tabloide, fácil de leer y llevar a todas partes”, aseveró.

El año 2001 marcó un antes y un después en la vida de Daniel hijo, pues su papá, el hombre que sembró valores y amor por pregonar, feneció. No obstante, el acontecimiento no cerró las puertas de aquel kiosco abierto por primera vez por las manos trabajadoras de uno de los primeros pregoneros del diario.

Desde ese entonces, Daniel hijo, graduado en la Universidad Central de Venezuela en Historia, Geografía y Antropología en el año 1978, y con un empleo fijo como educador, tomó las riendas en solitario, pero con la compañía de sus hijos en el kiosco, donde a diario, 64 años después, mantiene su labor como pregonero de Últimas Noticias, con orgullo.

“Ser pregoneros se siente bien, nosotros somos parte esencial para que los venezolanos estén informados, para que la noticia llegue a todos los hogares, trabajos y esquinas de las calles más concurridas del país. Tenemos una relación directa con el público”, resaltó.

La letra no morirá

Para el kiosquero Daniel Sánchez la actualidad representa muchos desafíos para el periodismo impreso, pues, a su juicio, la era digital se impone en muchos campos, pero esto no significa que la prensa desaparecerá. “La letra no va a morir porque el periódico sigue siendo el medio principal por donde la gente se informa. Las versiones digitales son interactivas pero también fugaces, en cambio el periódico está siempre al alcance de todos y perdura, en cambio a un teléfono o computadora no todos tienen acceso”, explicó. Aunque en la pandemia bajó un poco la venta, “la gente no deja de buscar su periódico y yo sigo aquí con el legado de mi papá, pregonero de Últimas Noticias”, afirmó sentado desde su kiosco esperando a sus clientes.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com