Html code here! Replace this with any non empty raw html code and that's it.
InicioAnzoáteguiSanean cuenca baja del río Neverí

Sanean cuenca baja del río Neverí

Se intervendrán más de 14 kilómetros del río que atraviesa la ciudad capital del estado Anzoátegui

Desde este martes 20 de febrero, 72 pescadores y 8 embarcaciones están dedicados a retirar bora, juncos, troncos de árboles y desechos vegetales en 14,2 kilómetros del cauce del río Neverí, principal afluente de la zona metropolitana del estado Anzoátegui.

El saneamiento del cauce se ejecuta en el marco del plan Pre Invierno 2024 de la alcaldía de Barcelona y el despliegue comprende el tramo comprendido desde la zona adyacente a la planta potabilizadora José Antonio Anzoátegui, hasta su desembocadura al mar, en el sector Fernández Padilla de la misma ciudad.

La intervención del afluente se hace todos los años para despejarlo de la planta acuática y otros elementos vegetales, a fin de mejorar las condiciones hidráulicas del río en cuanto a su descarga natural.

La alcaldesa Sugey Herrera, acompañada por representantes del Ministerio de Ecosocialismo (Minec), Defensoría Ambiental y direcciones municipales de Servicios Públicos y Ecosocialismo, fundaciones, movimientos y ONG ambientalistas supervisó los trabajos desde el conocido Puente de Hierro.

Ernesto Pericana, ingeniero encargado del proyecto, indicó que el retiro de las plantas y material vegetal se llevará a cabo de forma manual por las cuadrillas de pescadores, posteriormente, se pretende incorporar maquinaria pesada para optimizar la intervención.

Acción preventiva para minimizar riesgos

Para la directora regional del Minec, Mayra Flamenco, esta acción permitirá que en tiempos de lluvia el caudal, que puede alcanzar 350 metros cúbicos por segundo (350m³/seg), haga su trayecto sin inconvenientes hasta la desembocadura, minimizando de esta manera los riesgos por inundaciones en la ciudad capital.

En una publicación en redes sociales, el Minec recordó que desde su fundación, “Barcelona sufrió los embates de las crecidas anuales del Neverí. Vestigios de esto aún se pueden observar en el casco histórico de la ciudad que luce aceras altísimas y en las puertas de las viejas casonas se destacan barreras anti inundaciones confeccionadas con dos o tres hileras de ladrillos de adobe”.

Explica que la situación mejoró con la construcción del canal de alivio, por el cual se conducen 150 m³/seg de agua adicionales hasta la costa.

“Con el cambio climático y las fuertes lluvias acaecidas en los periodos lluviosos de los últimos tres años, Barcelona volvió a registrar inundaciones, por lo cual esta medida preventiva que adelanta la alcaldía de Barcelona nos parece genial”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí