InicioCulturaLa diablada lista para echar un pie este jueves de Corpus Christi

La diablada lista para echar un pie este jueves de Corpus Christi

El pueblo de Yare, en el estado Miranda, ofrece una variada opción para disfrutar de esta festividad

El municipio Simón Bolívar (San Francisco de Yare), en el estado Miranda, se alista a celebrar el 273 aniversario de la primera Danza en honor al Corpus Christi, el próximo 16 de junio. Ocasión para conocer sus atractivos turísticos, que cautivan a los visitantes propios y extranjeros que llegan a este genuino pueblo, cuna de artesanos, artistas plásticos y cultores.

Situado en el Valle del Tuy Medio, a 70 kilómetros de Caracas, San Francisco de Yare preserva sus espacios coloniales y refleja la mezcla de diversas culturas. Yare fue fundado entre los años 1714 y 1718. Sus pobladores son considerados los “más gentiles, amables, de buena fe y mucha hospitalidad”, lo que se expresa en sus artes, sus danzas, la celebración de sus festividades y su innato carácter emprendedor.

Yare encierra atractivos que lo convierten en un multidestino, por sus historias, creencias, cultura y arte. Su gente trabaja por mantener sus tradiciones y costumbres, así como para impulsar el desarrollo económico de la localidad. Esta ciudad aún mantiene sus calles estrechas y sitios históricos, típico y normal de la región tuyera.

Uno de los sitios más resaltantes, que no puede dejar de visitar, es el templo parroquial San Francisco de Paula, en la calle Bolívar, en pleno casco central de Yare. Fue construido en el año 1714 (siglo XVI) y en ella fueron catolizados los aborígenes de la etnia kirikire, descendientes de los Caribes, cuyo cacique era el indio Yare.

El templo es la construcción más antigua del municipio, declarado Monumento Histórico Nacional el 2 de agosto de 1960. Es el punto de partida y de llegada de los Diablos Danzantes de Yare cada festividad de Corpus Christi. Sus retablos datan de 1785 y representan las imágenes del Sagrado Corazón de Jesús y el Santísimo Sacramento del Altar. El turista no puede dejar de recorrer la calle Ribas, construida en piedras, y visitar el monumento a la familia Bolívar Palacios, donde en oportunidades pernoctó nuestro Libertador Simón Bolívar, quien vivió en la casa en 1808, cuando era teniente de Justicia Mayor de Yare. Es actualmente Museo Simón Bolívar y aún conserva su arquitectura colonial. En su interior tiene una piedra tallada, con un medallón de mármol con la imagen del Libertador, que fue colocada allí el 17 de diciembre de 1930 y es Monumento Histórico Nacional, desde agosto de 1980.

La Casa Museo Expresión del Santísimo Sacramento de los Diablos Danzantes de Yare es otro de los lugares que se visitan en la calle Simón Bolívar.Allí confeccionan las máscaras para los promeseros y se destaca por su color rojo, representativo de los Diablos Danzantes. La plaza Cacique Yare es otro sitio histórico, entre las calles Raúl Leoni y Los Mamones, que fue inaugurada el 28 de julio de 1983. Un dato curioso: en su construcción se usaron materiales del Embalse Lagartijo, incluyendo concreto armado para los banquillos y caminerías, así como para el busto del cacique.

Otros sitios que se pueden visitar son la Casa de la Cultura Manuel “Mocho” Sanoja, la cual tiene 43 años de fundada. Este personaje tenía un taller donde fabricaba las máscaras de los promeseros, oficio que le enseñó su padre cuando tenía 10 años. Fue capataz de los Diablos de Yare. Hoy día en esa casa funciona el anfiteatro Gumercindo Palma, en honor a quien fuera Diablo Mayor.

También puede recorrer el Monumento de La Cruz del Calvario y la plaza Monumental de los Diablos Danzantes de Yare, ambos en el sector Altos El Bautismo.

Desde San Francisco de Yare puede ir a contemplar la naturaleza y darse un chapuzón en el parque recreacional Embalse Lagartijo, situado a 4 km del pueblo, vía Tocorón, y es resguardado y administrado por la comuna Quiriquiri.

El pueblo de Yare es un destino atractivo por su arraigo cultural y tradiciones. Foto: Pedro Corredor

Los Danzantes de Yare entre las grandes cofradías del mundo

La manifestación de los Diablos Danzantes se celebra en los estados Aragua (Cata, Chuao, Cuyagua, Ocumare de la Costa y Turiamo), Cojedes (Tinaquillo), Guárico (San Rafael de Orituco), La Guaira (Naiguatá), Carabobo (Patanemo y San Millán-Puerto Cabello) y una de las más conocidas es la de San Francisco de Yare (Miranda).

Esta tradición ha sido transmitida de generación en generación desde el año 1620 y se celebra cada jueves de Corpus Christi para rendir tributo al Santísimo Sacramento. Los Diablos Danzantes de Yare son de las más conocidas en Venezuela y de las más grandes del mundo, pues son más de 2.500 promeseros. Datan de 1780 y junto a 11 de estas cofradías fueron declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad el 06 de diciembre de 2012.

Los Danzantes de Yare definen su estructura jerárquica por el tamaño de sus máscaras y el número de cachos que poseen. La más alta jerarquía posee 4 cuernos que representan los puntos cardinales y los puntos de la Cruz; la del segundo capataz tiene 3 cachos y es quien organiza el desarrollo del baile. La del arreador posee 3 cuernos y un mandador; el resto de los diablos usan 2 cuernos. La única mujer (sayona) utiliza una máscara de tres cachos y su función es dirigir a los nuevos participantes.

Naiguatá se vestirá de colores para la fiesta religiosa

Desde el miércoles previo a Corpus Christi, Naiguatá se llena de colores y el sonar de los cascabeles y maracas retumban en las calles de este pueblo del estado La Guaira, marcando el inicio de lo que será la fiesta de los Diablos Danzantes.

A las 12 del día, resuena la caja llamando a los promeseros para hacer el primer baile. Bajan desde cerro Colorado y se reúnen en la plaza Bolívar de Pueblo Arriba.

Aquí comienza la danza que recorre el pueblo, visitando las casas de quienes alguna vez estuvieron en el grupo y llegan al cementerio para rendir homenaje a los que ya no están en este plano terrenal, como el Diablo Mayor Robert Izaguirre quien hubiera celebrado su cumpleaños este pasado 6 de junio.

Danzan y luego regresan a sus casas hasta el jueves de Corpus Christi cuando de nuevo bajan al sonar del cajero y el baile recorre el pueblo hasta llegar a las puertas de la iglesia de la Coromoto, donde los promeseros y el Diablo Mayor rinden homenaje al Santísimo Sacramento. Es toda una fiesta mágico religiosa que amenizan los puestos de bebidas, dulces y comidas propios de Naiguatá.

Trabajo Para el Dia Domingo. Turismo Diablos de Naiguata

Aragua, Carabobo, Guárico y Cojedes también celebran al Santísimo

Entre las once cofradías que fueron declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco se encuentran: los Diablos Danzantes de Turiamo, lo de Cuyagua, Danzantes de Cata, los de Patanemo, Diablos de San Millán, Danzantes de Tinaquillo y Danzantes de San Rafael de Orituco, que este jueves 16 saldrán a bailar en honor a Corpus Christi en sus regiones.

Cada una de estas cofradías tiene su particularidad. Los de Turiamo son llamados “los exiliados”, porque durante el mandato del general Marcos Pérez Jiménez fueron sacados de sus tierras por la construcción de la Base Naval de Turiamo; por eso bailan en diferentes zonas de Maracay: en 23 de Enero, El Recurso y La Coromoto.

Los Diablos de Cuyagua se asientan en las costas de Aragua. Su traje lo deciden cada año. Los perreros, los más viejos del grupo, no llevan trajes porque son una especie de acompañantes. Los de Cata danzan dos veces al año, el Día de Corpus Christi y otro que escogen entre todos. Sus máscaras son hechas con tela metálica con muchas cintas y usan capas largas.

Carabobo tienes sus dos cofradías: los Danzantes de Patanemo, que es una de las más antiguas. Data de 1721 y en su ritual se dan un baño en el río paso de Belén. Los de San Millán usan unos trajes multicolores al igual que sus máscaras.

Los Danzantes de Tinaquillo, en Cojedes, datan de 1900. Hacen 7 bailes dominicales consecutivos; sus trajes y máscaras son rojo y negro.

Guárico tiene los de San Rafael de Orituco. Utilizan cuatro y tambora a la vez. Sus trajes son rojos y negros con grandes capas. Es una de las cofradías que permite mujeres.

Detalles

¿Dónde hospedarse en Yare?

La Posada Corpus Christi, en la urbanización Raúl Leoni y el motel El Refugio del Tuy, en la carretera nacional Yare-Santa Teresa.

¿Dónde comer en Yare?

La posada también ofrece una gastronomía deliciosa. No puede dejar de probar el Pollo al Diablo, un plato típico del lugar. El Parador Turístico San Francisco de Yare ofrece cachapas con queso de mano, sancocho a leña y otras comidas típicas.

¿Cómo llegar a Yare?

Vía terrestre: desde Caracas tomar la autopista regional del centro, en ruta a los Valles del Tuy. Tomar la autopista Perimetral Charallave-Ocumare del Tuy hasta llegar a Pampero, cruzar hacia la carretera nacional Ocumare-Yare. Si toma el ferro Ezequiel Zamora hasta la estación Charallave Norte o Charallave Sur, salir de la estación y abordar una unidad de transporte público con destino a Yare.

Si prefiere Naiguatá. Otra opción para disfrutar de esta tradición es llegar a Naiguatá, en el estado La Guaira. La festividad comienza desde muy temprano del día jueves de Corpus Christi. Puede ir en transporte público desde Caracas hasta el terminal terrestre de La Guaira y de allí tomar un transporte hasta el pueblo de Naiguatá.

Aragua o Carabobo son otras opciones. Si se encuentra en el centro del país, los diablos de Cuyagua y Cata, en Aragua o los de Patanemo, en Carabobo, celebrarán su manifestación este jueves.

Deja un comentario