InicioBienestarAl súper con sensatez

Al súper con sensatez

Haga una lista de lo que necesita para la semana, poniendo atención en los comestibles, que representan la mayor parte del gasto

Cuando se acude a hacer el mercado es necesario frenar los impulsos, preparar una lista de comestibles y productos, y ponerle candado a la tarjeta de crédito para ahorrar sin privarse de lo que necesita. Llevar efectivo controla el presupuesto A la mayoría nos ocurre lo mismo: Cuando entramos al supermercado vamos con una idea determinada de lo que vamos a comprar, pero cuando salimos y revisamos el ticket de compra solemos descubrir que hemos gastado mucho más de lo que pensábamos. En vez de ahorrar hemos derrochado, y muchas veces salimos del establecimiento con productos que no necesitaremos o con excesos en algunos comestibles perecederos.

Para lograr que el presupuesto mensual no se resienta, debido a las compras innecesarias, las organizaciones de consumidores aconsejan tener en cuenta una serie de estrategias prácticas destinadas a comprar lo que se necesita y a buen precio:

• Pruebe sin sentirse presionado para comprar. En los grandes centros comercialessuele haber empleados o representantes de una determinada marca, que ofrecen diversos productos comestibles al cliente, paraque los pruebe. Si tiene ganas de probarlo,acceda a ello, pero no se sienta por ello obligado a adquirirlo. Aunque lo estén promocionando,conviene comprobar si no esmás caro que otro producto de característicassimilares.

• Elabore una lista de lo que necesita. Es el consejo más sencillo y eficaz de todos,pero la mayoría de la gente lo sigue dejandode lado. Antes de salir de su casa rumbo a lacompra, haga una lista de los distintos productosque necesita para la semana, poniendoespecial atención en los comestibles, querepresentan la mayor parte del gasto.

• Acuda a comprar con el dinero justo, y una cantidad reducida para algún gastoextra. Procure “ponerle un candado” a latarjeta de crédito. Al pagar en efectivo, secontrola mejor el gasto. También es aconsejableutilizar una pequeña calculadora parair sumando, ¡y al mismo tiempo tomandoconsciencia! de lo que se gasta.

• Preste atención a las cabeceras de los pasillos. En estas zonas de los establecimientossuelen colocarse los productos en promoción, y muchas personas los adquieren sin mirar el resto de las marcas. Sin dejar de lado estos “puntos estratégicos” conviene cerciorarse de si en los pasillos interiores del supermercado, no hay productos más económicos. De todos modos, es mejor dirigirse directamente a las secciones (comestibles, droguería, bazar, papelería…) dónde está lo que se necesita, porque deambular por los pasillos es una de costumbres que impulsan a colocar en la cesta o el carrito más de lo que se necesita.

• Fíjese en la colocación de los productos. Está demostrado que los consumidorestienden a adquirir aquello que está más al alcance de la vista y de la mano, que está apilado en grandes cantidades o en forma de montaña. También conviene tener en cuenta que los grandes supermercados tienen sus propias marcas, que suelen ser más económicas.

• Si no lo necesita, déjelo en la estantería. Si siente el impulso de comprar algo queno había previsto adquirir o que le ha llamado la atención en ese momento, tómese un tiempo prudencial antes de decidirse. Reflexione y valore si realmente lo necesita, le supondrá alguna ventaja o beneficio real en su vida. Al terminar la compra, también conviene aplicar un segundo “filtro mental”: repase lo que ha gastado y no se avergüence de dejar en el carrito algo que no necesita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí