InicioBienestarApoltronarse con estilo

Apoltronarse con estilo

La comodidad es crucial a la hora de buscar dónde sentarse. Ni muy mullidos, ni muy rígidos, ni muy altos ni muy bajos. A la hora de escoger los asientos de su casa, no sólo mire la apariencia, materiales con lo que están confeccionados o color, es crucial la comodidad, sobre todo en los asientos o sillones más concurridos del hogar, como el comedor, la sala de estar o en la terraza o balcón, en casos de que estos sean los preferidos de la familia.

Algunas claves básicas a tomar en cuenta son:

Opte por líneas ligeras y colores impactantes, pero cuide de que los asientos tengan respaldo, para no lastimar la columna más de la cuenta. Ahora no lo advierte, si ese asiento sin respaldo es frecuentado, a la larga podría tener problemas de salud.

Hay que poner suma atención en las habitaciones infantiles, sobre todo aquellas que tienen incorporado el estudio para hacer las tareas escolares. Aunque un poco más costosos, invierta en sillas ergonómicas, o al menos un respaldo amplio que mantenga la espalda erguida, así como que el asiento sea más o menos firme, pero sin llegar a la rigidez.

En las cocinas pequeñas resulta una solución colocar taburetes altos para desayunar o comer; pero una acotación a tomar en cuenta es que si tiene niños pequeños en la casa esto es contraproducente, pues se amplían los riesgos de caída y accidentes.

Los pufs resultan una buena opción para el descanso, para echarse a leer o escuchar música en su habitación o sala de estar. En el mercado local los hay de todos los materiales, formas, tamaños y colores. El consejo acá es que escoja los fabricados con materiales resistentes, pues con el uso pierden la forma rápidamente. Aquí es bueno invertir en un puf de calidad, pues está concebido, tal vez más que cualquier otro mueble, para arrellanarse y disipar el cansancio.

En cuanto a los colores de los asientos, depende del juego de contraste y armonía que desee establecer con las paredes y resto del mobiliario. Un sofá oscuro debe estar en un lugar suficientemente iluminado, pues aquí la carga psicológica de los colores lo abraza, o no, al sentarse. En cuanto al material, prefiera el cuero o las texturas lisas antes que el material poroso o de tela, más si es dueño de mascotas. La cantidad de pelos que sueltan diariamente podría convertirse en un dolor de cabeza a la hora de mantener el mueble.

Tenga en cuenta que los asientos con tapicería clara suelen ensuciarse mucho, por lo que requerirán más esfuerzo y cuidados para limpiarlos. Puede relajarse un poco con los materiales más oscuros.   
Por último, recuerde que el diseño no está reñido con la comodidad y con la firmeza. Son frecuentes los males que ocasiona estar mal sentado y con una posición antinatural que va deteriorando la columna, el eje principal de nuestro cuerpo.

Si compra muebles nuevos o va a amoblar un ambiente, recuerde dejar suficiente espacio para la movilidad del mismo mueble o silla, cuando se vaya a levantar la persona, o para que haya circulación libre en caso de que se esté sentado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí