InicioBienestarBocados que mitigan el calor

Bocados que mitigan el calor

Estos días reclaman una alimentación adaptada al termómetro

La mejor dieta para combatir la canícula de agosto es aquella que nos mantiene hidratados, nutridos y limpios. Estos días reclaman una alimentación adaptada al termómetro y a los productos de temporada, también es necesario beber mucho líquido, pero no hay que olvidar alimentarse bien. Al sudar, eliminamos vitaminas y minerales, por lo que es muy importante reemplazarlos, y para ello nada mejor que las frutas y verduras frescas. El calor aumenta también el riesgo de infecciones y problemas digestivos. Consumir alimentos ricos en fibra ayuda a mantener el buen tránsito intestinal.

 El calor quita las ganas de comer y, sin embargo, alimentarse bien en estos sofocantes días es imprescindible para reponer las vitaminas y minerales que elimina el sudor, especialmente en embarazadas, convalecientes y ancianos. Es mejor comer pocas cantidades a menudo que hacer una gran comida al día, pues en época de calor una comilona puede ser muy peligrosa. Ingerir pocas cantidades previene además los cortes de digestión y los golpes de calor.

Las frutas, verduras y hortalizas que abundan en los meses de calor aportan grandes cantidades de minerales y vitaminas. La cocción reduce por lo general este aporte, por lo que en lo posible es mejor aprovechar esta época para tomarlas crudas y hacer así buen acopio de elementos esenciales para la salud.

LA RECREACIÓN SOFOCA

En esta época de recreación se dedica más tiempo a la familia y los amigos, y además se hace más ejercicio. Una manera sencilla y sabrosa de mantenernos es consumiendo alimentos ricos en fibra, que protegerán su estómago y garantizarán una adecuada digestión. Eso se hace más urgente cuando el Sol arremete con todo su poderío, pues el calor produce alteraciones digestivas que provocan diarreas y vómitos. Estos problemas aumentan aún más la deshidratación, por lo que hay que tomar abundante líquido. Glucosa, sodio y potasio son los tres minerales que se eliminan más rápidamente con los líquidos.Recuerde que hay que contrarrestar su pérdida con azúcar, sal y jugos como el de limón, con alto contenido en potasio. Cuando el desarreglo dure más de un día, hay que acudir a un médico.

PARA DESINTOXICAR

Las vacaciones propician el relax y la práctica de las aficiones preferidas. Es el momento perfecto para “desintoxicar” cuerpo y mente. Tener tiempo para hacer lo que se quiere y romper la rutina ayuda a equilibrarse. Para desintoxicar el organismo de todas las grasas y azúcares acumuladas, basta con aprovechar los alimentos frescos propios de temporada, consumir todo el pescado azul que sea posible y, sobre todo limpiarnos por dentro, con muchos litros de agua, jugos de frutas y sopas de verduras y legumbres.

LA MERIENDA

 A media tarde, el cuerpo necesita recuperar energía. Por eso los nutricionistas recomiendan no saltarse la merienda. Es una de las cinco comidas principales del día, pero ha ido perdiendo adeptos, hasta el punto de parecer una cosa de niños. Se trata de algo ligero para esperar la cena.

NOTA: No hay que olvidar que cuando se está con mucho calor, las bebidas muy frías pueden producir peligrosos cortes de digestión y otros problemas que trastornan la salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí