Bondades del aceite de oliva

Ataca los radicales libres que generan cáncer, se “traga” el colesterol malo, es amigo de los huesos y ofrece la guinda de un sistema inmune fortalecido.

El consumo moderado de aceite de oliva es una medida eficaz para prevenir los infartos de miocardio, la tensión alta y los procesos degenerativos como el cáncer, por sus efectos antioxidantes.

Además de los beneficios cardiovasculares, el aceite de oliva pudiera conformar un paraguas inmunológico, según recientes estudios que sugieren que su ácido oleico interviene en ciertas funciones del sistema inmune y puede emplearse en la prevención o tratamiento coadyuvantes de procesos inflamatorios y proliferativos.

Las grasas saturadas de origen animal (mantequilla y carnes rojas), así como las de palma y coco, aumentan el colesterol LDL, que favorece la arteriosclerosis y el subsiguiente riesgo de infartos y otros males cardiovasculares. El aceite de oliva aumenta la concentración del beneficioso colesterol HDL, cuya presencia en la sangre reduce el dañino LDL.

Según algunos estudios, resulta favorable contra el bocio, mientras que su alto contenido de vitamina E puede ser clave para las funciones reproductivas y metabólicas.

También se está abriendo una prometedora investigación en la terapia nutricional de la diabetes con aceite de oliva. Pero todos los excesos son malos: una cucharada de este aceite contiene unas 120 calorías. Si se abusa de este producto verá cómo su peso aumenta y sus expectativas de vida descienden.

El zumo de la aceituna estimula el crecimiento óseo y favorece la absorción del calcio y la mineralización de los huesos. Por su semejanza a la grasa de la leche materna, es el más indicado para los purés y las papillas infantiles; por su equilibrado contenido graso, ayuda a prevenir los efectos nocivos de la edad sobre las funciones cerebrales.

La dieta ideal debería incluir una tercera parte de cada clase de ácidos: saturados, monoinsaturados y poliinsaturados. Como el aceite de oliva es rico en ácido oleico (monoinsaturado), con un menú que incluya carne y pescado y este aceite para cocinarlos y aderezar las ensaladas, se cumplirá el equilibrio graso. Además es el de mayor resistencia a la fritura: mientras los otros aceites ya se han descompuesto en sustancias perjudiciales, el de oliva conserva sus cualidades tras someterlo repetidamente a hasta 185 °C.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com