InicioBienestar¿Coincidencia o diseño inteligente?

¿Coincidencia o diseño inteligente?

La sabiduría de la naturaleza, alimentos que se parecen a nuestros órganos

Si partimos una zanahoria por la mitad, dejando a la vista su superficie circular y sus anillos concéntricos, encontraremos una gran similitud con el ojo humano. Además, diversos nutrientes de esta verdura ayudan a disfrutar de una buena salud visual. Si nos fijamos en la naturaleza podemos observar que existen otros alimentos de origen vegetal cuyo aspecto presenta similitudes con el de los órganos de nuestro cuerpo, y que son beneficiosos para esos mismos órganos a los que se asemejan. ¿Es una simple coincidencia?

Según la nutricionista doctora María Amaro, se han realizado varios estudios sobre estas similitudes, cuyos resultados revelan que existen plantas y animales que, por sus formas, nos permiten conocer cuáles son los beneficios que aportan para el ser humano. La experta analiza ocho de los alimentos más importantes que reúnen estas características y sus respectivos beneficios, de acuerdo a los estudios médicos más recientes.

LA NARANJA Y EL PECHO

Esta fruta cuenta con un compuesto llamado D-limoneno que ha demostrado ser efectivo en la prevención del cáncer de mama, ya que los cítricos facilitan el drenaje linfático de las glándulas mamarias. Cualquier momento es bueno para tomar esta fruta, teniendo en cuenta que es baja en calorías y tiene un alto contenido en vitamina C. A su vez, el jengibre, cuya forma recuerda al estómago, es una hortaliza que estimula el páncreas, favorece la secreción de enzimas digestivas que facilitan la digestión, ayuda a calmar los dolores estomacales y previene las náuseas y los vómitos.

ZANAHORIA. “La zanahoria es una hortaliza rica en betacarotenos que nuestro cuerpo transforma en vitamina A, resultando imprescindible para la visión nocturna o cuando hay poca luz. Además, el betacaroteno reduce el riesgo de desarrollar cataratas”, señala Amaro.

AGUACATE. El aguacate es la fruta perfecta para el útero porque puede reducir las posibilidades de cáncer de útero y ovarios dado su poder de equilibrio hormonal en las mujeres. “Además cuenta con gran cantidad de ácido fólico, por lo que es muy recomendable en mujeres que estén pensando en quedarse embarazadas o durante los primeros meses de gestación”, explica Amaro.

APIO. Según Amaro, esta hortaliza cuenta con un alto contenido en vitamina K, lo que ayuda a aumentar la masa ósea de nuestro cuerpo, y además es rico en calcio, otro elemento imprescindible para la salud de nuestros huesos.

TOMATE. El consumo frecuente de esta verdura, cuya estructura interna se asemeja a la cardiaca al cortarla siguiendo su eje central, previene enfermedades cardiovasculares gracias a su alto contenido en licopeno, un potente antioxidante.

NOTA: La forma de los alimentos vislumbra los beneficios que aportan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí