Dale color a tu cabello

Hoy existen tintes para todos los gustos, pero de nada vale tener un tono espectacular si éste no se protege específica y muy perseverantemente, pues los tratamientos químicos repetidos sensibilizan la fibra y debilitan la cabellera

Ciertamente hay para escoger: todos los matices del rubio, chocolates, castaños, rojos, negrísimos… pero las coloraciones repetidas, así como las mechas y destellos sensibilizan la fibra del cabello y el mismo color, por lo que debemos prodigar cuidados intensivos y específicos al pelo tinturado para que conserve su color, brillo y suavidad.

Uno de los gestos más importantes para con la cabellera teñida es la hidratación para evitar la porosidad, opacidad y resequedad capilar. Es básico lavarse la cabeza con un champú para cabello tinturado y aplicarse mascarillas nutritivas al menos una vez por semana. En la playa o la piscina los efectos adversos sobre el cabello se intensifican, por lo que debe arreciar los cuidados: productos hidratantes con protector solar son ideales para minimizar el impacto del sol y el agua salada, así como del cloro. No está de más cubrir la cabeza con un sombrero, pañuelo o gorro bajo un Sol canicular. En las  peluquerías ofrecen productos formulados especialmente para el cabello teñido, pregunte a su estilista de confianza.

Como parte de la rutina de belleza capilar, luego de lavarse con un champú suave y enjuagar con el acondicionador o la mascarilla nutritiva, al momento de secado es recomendable aplicarse una crema para peinar que resguarde el color, en el mercado hay para escoger.

Por último, empiece por lo primero: pintarse el cabello con un tinte de calidad es el primer paso hacia una cabellera saludable, con el tono que haya escogido para lucirla. Luego viene lo demás.

TIPS PARA UN BRILLO ENVIDIABLE

Deje pasar de unos 50 a 60 días entre una coloración y otra, con esto se evita el prematuro agotamiento capilar.

Aplique un baño de crema cada 15 o 20 días con productos formulados para su tipo de cabello.

Respete las 3R que pregonan los estilistas: revitaliza, hidrata y reestructura el cabello tras cada coloración.

Enjuague el cabello preferiblemente con agua templada o fría, evite la caliente.

Antes de secar o planchar el cabello, aplíquese cremas para peinar, son muy efectivas para protegerlo.

Tenga sumo cuidado al desenredarse el cabello. Mascarillas, cremas para peinar y acondicionadores facilitan esto.

Pregunte a su estilista sobre qué tipo de productos usar para las necesidades específicas de su pelo. Vale la pena.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>