InicioBienestarDupla necesaria

Dupla necesaria

Los niños que practican deporte de manera habitual sacan mejores calificaciones

ACTIVIDAD FÍSICA Y RENDIMIENTO ACADÉMICO

Para rendir más en los estudios y obtener mejores calificaciones no basta con ejercitar el cerebro mediante técnicas de memorización, aprendizaje y repaso, sino que también hay que entrenar el cuerpo, ya que el ejercicio físico también es un excelente tónico para las neuronas de los niños y jóvenes. La actividad física en los niños ayuda a mejorar el rendimiento escolar. Esta optimización es mayor cuanto más se ejercitan, podría deberse a que aumenta el flujo de sangre y oxígeno al cerebro, entre otros beneficios.

La actividad física influye en el rendimiento escolar de los niños, siendo el beneficio mayor cuanto más ejercicio practican. Según  estudios efectuados sobre la Salud y la Atención, el vínculo entre la actividad física y el rendimiento escolar podría deberse a que el ejercicio parece producir un incremento en el flujo de sangre y oxígeno que llega al cerebro, nutriendo y tonificando este órgano.

“Los niños que aprenden a participar en actividades deportivas también aprenden a obedecer reglas. Esto podría significar que están más disciplinados y son capaces de concentrarse mejor durante el estudio”, explica la pediatra Jenny Alvarado. Para esta experta, se debe analizar la relación entre la actividad física y el rendimiento académico, ante el temor de que la presión por obtener mejores calificaciones pudiera llevar a muchos niños a dedicar más tiempo al estudio, descuidando su actividad física.

Dicho temor se ha disipado, al encontrarse una “relación positiva significativa” entre la actividad física y el rendimiento académico. Además, los expertos observan que el ejercicio reduce el estrés y mejora el estado de ánimo, lo que hace que los niños tengan más probabilidad de comportarse mejor en el aula.

Hay varias hipótesis sobre los mecanismos por los que el ejercicio es beneficioso para la cognición. Una de ellas es que hacer deporte mejora la función cardiaca y la capacidad pulmonar y que el cerebro recibe un aumento de oxígeno. Otra menciona el aumento de los niveles de las hormonas endorfinas y norepinefrina, lo que reduce los niveles de estrés y mejora el humor.

El deporte facilita un aumento de los factores de crecimiento que ayudan a crear nuevas células nerviosas lo que estimula la plasticidad sináptica (conexión entre las neuronas), de allí que, según el mencionado estudio los niños que practican deporte de manera habitual sacan mejores notas y hacen más los deberes, comparados con aquellos alumnos que no realizan ejercicio físico regularmente.

MAYOR ATENCIÓN

Practicar deporte logra reducir el porcentaje de niños a los que no les gusta ir a clase, y consigue que los estudiantes respeten más a los profesores y a sus propios compañeros, mejorando en general las relaciones en el aula. Además, el ejercicio puede ser especialmente beneficioso para los niños que sufren de trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), un trastorno de la conducta que se caracteriza por generar en el afectado distracción moderada a grave, lapsos breve de atención, inquietud motora, inestabilidad emocional y comportamientos impulsivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí