Estrenarse ante el espejo

 La adolescencia es un periodo en el que la apariencia personal cobra una nueva dimensión, a la vez que se encuentra allanada la diversidad de nuevas “sorpresas”: se incrementa la sudoración, la piel se brota y el cabello se pone grasoso. En esta etapa se despierta aún más el interés por los cosméticos y maquillaje, ya que a la hora de las salidas, se procura lucir hermosa y a veces se exagera en los colores o cantidad de productos a utilizar.

“Las muy jóvenes no deberían usar base ya que no la necesitan, solo un corrector igual al color de su piel para ojeras, manchitas o granitos. Ese corrector de textura compacto-cremosa se tiene que sellar con un polvo translucido para que se fije”, señala la maquilladora Jacinta Bermúdez, quien aconseja dar tono a la piel con un polvo compacto beige y colocar en la zona de los cachetes un rubor rosa. “Es de vital importancia este color en esta edad.

 En cuanto a sombras, la especialista aconseja colores pasteles, entre los tonos rosados, salmones, verdes suaves. Y un color iluminador en el ángulo debajo de la ceja. “Las jóvenes de corta edad no deberían usar delineador en sus ojos, ya que los delineadores que enmarcan suelen tener connotaciones de sensualidad, característica que está lejos de lo deseado en ese momento. El delineador puede ser reemplazado por la máscara para pestañas, que también va a enmarcar el ojo en colores negro o marrón”.

 En los labios, brillo y mucho brillo, es el icono en esta edad. Por último y muy importante, el maquillaje no afecta a la piel, pero tampoco esta creado para permanecer en ella, por eso acostúmbrate o acostumbra a tu hija a tomar el habito de desmaquillarse antes de acostarse, lo cual le evitara la aparición de impurezas, puntos negros y con el tiempo, la aparición de arrugas.

Es importante que aquellas jóvenes que noten exceso de grasa en su cutis comiencen a lavar su rostro con un jabón antibacteriano, para evitar así la acumulación de toxinas que llevarán a la aparición de puntos negros. Usa una esponja sintética redonda como la que venden en el supermercado, humedécela primero con agua tibia, haz espuma con el jabón en la cara también previamente humedecida y limpia con suavidad en forma circular desde el mentón hasta la frente. Si tu cutis es demasiado grasoso, usa también una loción astringente, la cual eliminará el exceso de brillo, pero asegúrate que no tenga mucho alcohol porque si deshidratas la piel con el tiempo aparecerán arrugas prematuras. Para la hidratación de la piel se sugiere el protector solar en la mañana antes de ir a la escuela y después de lavarte la cara con un jabón más sutil, es decir que no sea para piel grasosa.

PARA COMBATIR EL ACNÉ

• El primer consejo gira en torno a la limpieza. Se recomienda usar diariamente un jabón en líquido (para piel grasosa) y aplicar una vez por semana una mascarilla de harina de avena.

• En cuanto a la hidratación, se aconseja un humectante sin grasa para que no reseque la piel.

• Si se desea exfoliar, se puede mezclar 3 gotas de glicerina, 3 gotitas de jugo de limón y 3 gotitas de aceite de almendra y luego aplicar dicha preparación sobre el rostro para remover los desechos que obstruyen los poros, y que causan los barros y las espinillas. Se enjuaga con agua tibia. Es importante no restregar y sólo presiona ligeramente el exfoliante en la piel.

• Si un grano ha dejado una mancha horrible, se puede aplicar un poco de loción de calamina o leche de magnesia a la mancha antes de ir a dormir.

• Para cerrar poros enormes, se debe poner yogur de leche entera y fría en la cara por unos diez minutos. Luego enjuagar con agua fría. Se siente súper refrescante, absorbe el exceso de grasa y bacteria, y ayuda a que los poros se vean más pequeños.

TIPS A CONOCER

• El crecimiento del vello facial puede resultar muy vergonzoso para las chicas adolescentes. En esta época no se recomienda la depilación con cera, la electrólisis o los tratamientos de láser. Una manera rápida de esconderlo es aclarándose.

• Si se tienen frenillos metálicos, en vez de concentrarte en ellos, se puede enfatizar los ojos. Por ello, se recomienda experimentar con sombras de ojos y rizar las pestañas.

• Si te salen pecas al ir a la playa, se aconseja usar protección solar con un factor 15, que tenga dióxido de titanio u óxido de zinc en la lista de ingredientes activos.

• Si has estudiado mucho y has amanecido con ojeras debajo de los ojos, se puede utilizar corrector en crema debajo de los ojos. El corrector tiene que ser uno o dos tonos más claros que la piel porque las ojeras son más oscuras que el color de la tez. Aplicar el corrector con el dedo índice y difuminarlo bien. Sellar con un poco de polvo por encima.

• Si después de lavarte la cabeza con un champú, se siente la piel irritada, se recomienda echar la cabeza hacia atrás cuando se está enjuagando el champú.

 • Si se tiene los labios resecos, se puede aplicar una bolsa de té verde o negro (no de hierbas) sobre tus labios resecos por un par de minutos. El ácido tánico del té calma la piel y ayuda a que sane rápido.

 • Si se tiene mal aliento, se recomienda cepillar la lengua o comer una manzana y es que morder una manzana fibrosa y crujiente limpia los dientes, en tanto que la pectina que ésta contiene neutraliza el mal olor.

• Cuando el brillo de labios no se queda en su sitio, se puede deslizar un cubo de hielo sobre los labios y por encima del brillo de labios.

• Si no se tiene color en las mejillas y no tiene colorete en casa, se puede usar un poco de lápiz labial sobre las mejillas.

¿Y LAS CEJAS?

Hay muchas chicas que tienen las cejas muy pobladas, pero no existe un prototipo de ceja perfecta e ideal porque cada rostro y mirada tienen un estilo muy diferente. El truco para la ceja no es copiarla de alguna revista, lo que sí se puede hacer es visitar un esteticista profesional y pedirle que limpie la ceja un poco usando una pinza de cejas, que empiece poco a poco en el centro, es decir, despejando el área del entrecejo y luego eliminar lo que sobre en los extremos, debajo de la ceja para descubrir más párpado, no más.

CABELLO NATURAL

El cabello es hermoso por naturaleza e intentar cambiarlo por completo es un error. Una mejor estrategia es encontrar elementos que lo complementen y que resalten al máximo su belleza. Si tienes un cabello oscuro, ilumina tu apariencia con un tono más oscuro o contrastándolo con rayos más luminosos. “Si eres rubia, trata también con rayos, especialmente alrededor de tu cara. La idea es que seas discreta y no que lleves tu look al extremo de la artificialidad”, señala el estilista Nerio Suárez Gil, quien aconseja un corte en capas que funcionan con cualquier tipo de pelo. Si quieres remediar un cabello graso, puedes recurrir a dos soluciones según tu tono. Si es rubio, humectar solo en las puntas, si es oscuro, disminuye el enjuague.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>