Mascarilla todoterreno

Son muchas las necesidades de la piel, desde cerrar poros hasta difuminar arrugas, pasando por camuflar rojeces, ojeras o eliminar el acné. Por eso, las mascarillas son la alternativa más accesible para brindarles a la piel y el cabello los cuidados necesarios.

Publicidad

Cada día son más las personas que prefieren mascarillas naturales, como antiguamente, libre de parabenos y con ingredientes que habitualmente se tienen en la nevera y en la despensa como yogur, pepino, apio, miel, leche, aceite de oliva, aguacate o té verde. “Si hacemos caso a las abuelas, la miel y aceite de oliva a partes iguales originan una buena mascarilla para hidratar el cabello”, recomienda Leticia Carrera, farmacéutica y esteticista experta en bioquímica. Si lo que se desea es iluminar la piel del rostro, “basta con mezclar un cucharada de azúcar con diez gotas de limón y media cucharada de aceite de oliva. Lo ideal es dejarla unos quince minutos y retirarla con agua tibia”, expone la especialista.

Para suavizar la piel, Carrera recomienda licuar o machacar muy bien media taza de avena y agregarle media cucharadita de miel de abejas, dos cucharadas de leche, y dos gotas de aceite de manzanilla. Mezcla bien y aplica esta pasta con tus dedos mediante masajes circulares. Déjala por 15 minutos y retírala con agua tibia. “Puedes añadirle a la mezcla 5 gotas de jumo de limón si tienes una piel grasa”, añade.

Ciertas frutas son ideales para hidratar la piel debido a su alto contenido de agua. Utiliza, por ejemplo, un cambur maduro y haz una pasta, la cual aplicarás en sobre tu cara y el cuello suavemente. Espera 15 minutos y retira la mascarilla con agua fría para activar la circulación sanguínea.

REFRESCANTE PEPINO

Publicidad

Ya conocemos las maravillosas propiedades del pepino: es delicioso, fresco e ideal para una dieta balanceada. Pues no te imaginas los cambios que puede lograr en tu piel. Pela un pepino y muélelo bien fino hasta obtener una pasta (no te olvides de guardar dos rodajitas para tus ojos), extiéndela por todo tu rostro y descansa por 15 minutos. Retira con abundante agua fría y veras tu piel fresca y humectada.

Enlaces patrocinados

Publicidad
×