Pedicura canina

Si escucha un clic, clic, clic cuando viene su perro, revise sus patas pues lo más seguro es que las uñas estén muy largas y le creen problemas. El bienestar de nuestra mascota pasa por el cuidado de sus uñas

Es muy importante para el bienestar de nuestro perro realizar el mantenimiento de sus uñas.

• Recórtelas con regularidad, lo cual debería hacer preferiblemente su veterinario. Este corte debe ser hecho con cuidado y con el equipo adecuado, ya que si se corta demasiado dentro, se estará en carne viva, y esta parte contiene nervios y vasos sanguíneos. No se debe pensar en cortar la garra, sino en desafilar la punta. Muchas lesiones de la uña suceden cuando el dueño corta accidentalmente demasiado cerca de la carne.

• Si nuestro perro se acaba de romper una uña y sangra, lave la zona muy bien, aplique un ungüento antibacterial y realice curaciones periódicas hasta que sane.

• Recorte las uñas de los espolones conjuntamente con las otras, ya que como no sufren desgaste, pueden crecer demasiado, e inclusive atorarse en algo, pudiendo presentarse una lesión seria.

• Si la uña llega a enterrarse en la carnosidad o por algún accidente es arrancada, es posible que sea necesario recurrir a la cirugía. Si por algún motivo, ocurre un sangrado que no se detiene en diez minutos, envuelva el área en una venda de gasa y recurra al veterinario.

• Infecciones bacterianas pueden ocasionar el crecimiento de uñas deformes o anormales. Estemos atentos a las patas de nuestro perro, acostumbrándolo desde cachorros a tocar sus patas y dedos, pues así no se rebelará a la manipulación de sus uñas y será más dócil cada vez que se le deba realizar la “pedicura”.

Enlaces patrocinados