InicioBienestarPisar con buen zapato

Pisar con buen zapato

Adquiere el calzado para los pies y no solo para la vista

El calzado influye sobre nuestra forma de andar y un zapato mal ajustado puede originar alteraciones y malformaciones de los dedos. Además, un impacto inadecuado del pie en el suelo puede causar lumbalgias y enfermedades articulares degenerativas en el tobillo, la rodilla y la cadera.

De allí que los expertos recomiendan que al elegir zapatos se tenga en cuenta qué actividades se van a efectuar con ellos, y qué terreno se va a pisar, ya que no hay que usar un mismo zapato para caminar y para correr, para la ciudad y para el parque. Un ejemplo: muchos accidentes domésticos se deben a que las zapatillas de “andar por casa” no sujetan el pie o resbalan en los suelos húmedos, por lo que al comprarlas hay que tener en cuenta que no solo que se van a calzar para leer o ver la tele, sino también para subir y bajar escaleras, fregar el piso o hacer bricolaje.

El calzado deportivo, por su parte, debe adaptarse tanto a la actividad que se practique como al pie, brindándole agilidad y protección de las lesiones. Según las posibilidades económicas, es preferible usar calzado de buena calidad, porque el ahorro suele asociarse con una mayor incomodidad o menor durabilidad.

El podólogo José Jacinto Buenaventura cita algunas de las cuestiones que hay que tener en cuenta al elegir un calzado saludable, el cual debe adaptarse al pie y no al revés, y debe escogerse según su aplicación, comodidad y seguridad y no por su apariencia:

• Evitar los materiales demasiado rígidos o flexibles y buscar aquellos que sean transpirables y resistentes.

• Cambiar de calzado según la actividad, por ejemplo trabajo, gimnasia, paseo, andar por casa. Según el experto consultado, es aconsejable tener dos o tres pares de zapatos para irlos alternando, tanto para mantenerlos como para variar el apoyo del pie.

• Huir de los tacones muy altos y de los cordones excesivamente apretados.

• Además de escoger un calzado correcto, hay que limpiarlo periódicamente y mantenerlo seco, lo que ayuda a prevenir los hongos y los problemas de sudoración excesiva y mal olor. La humedad producida por la sudoración excesiva empapa y ablanda la piel del pie, haciéndola más susceptible de formar ampollas, por lo cual se recomienda no llevar los mismos zapatos dos días seguidos, airearlos, usar calcetines absorbentes y aplicar a los pies desodorantes o polvos de talco.

ELEGIR BIEN

Muchas mujeres siguen eligiendo zapatos muy justos; y otras, las más altas, tienden a usar zapatos planos, por razones de comodidad o estética. Pocas usan zapatos que se adapten a la longitud y anchura del pie y que tengan un tacón de máximo 3 o 4 cm de alto. 

El calzado muy justo favorece la deformidad del pie, sobre todo de su parte anterior, que se adapta al zapato y va adquiriendo la forma en punta o triangular, propiciando los juanetes, “dedos en martillo” y lesiones de las uñas, como la del dedo gordo. A su vez, el tacón alto, además de propiciar dolencias afines, aumenta la curvatura de la columna lumbar, causando lumbalgias. 
 Si usas tacones pon una almohadilla debajo de la parte delantera del pie, para que soporte tu peso. Sandalias y suecos causan callos en el talón, mientras que los zapatos sin sujeción atrás forman los dedos en garra.

ÁREA DE CABALLEROS

En lo que respecta a ellos, aunque suele ser más correcto en cuanto a forma y medida, el calzado masculino tampoco se libra de algunas críticas. Con frecuencia, los mocasines o los zapatos de tipo inglés con cordones, tienen refuerzos posteriores demasiado duros, los cuales favorecen la aparición de “tendinitis aquílea” (inflamación del tendón de Aquiles). Además, los varones a menudo utilizan zapatos excesivamente cerrados incluso en cuando hace mucho calor, con medias de fibras sintéticas, lo cual favorece dolencias micóticas, debido a la humedad y el calor que se produce en su calzado, lo cual funciona como caldo de cultivo ideal para las infecciones por hongos.

NOTA: Huye de los tacones muy altos y de los cordones excesivamente apretados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí