Prevenir es la consigna

Puede atacar a cualquier mujer, en cualquier momento, aun sin que existan factores de riesgo personales o familiares… de allí que la mejor forma de combatir el cáncer de mama es mediante medidas cautelares que restringen su acecho.

Muchas de las afectadas habrían sobrevivido si se les hubiera detectado a tiempo, pero lo cierto es que el 80 % de las mujeres son diagnosticadas cuando el cáncer ya está avanzado. De allí que el “diagnóstico precoz” se haya convertido en la punta de lanza: la lucha va mucho más allá de combatir médicamente el desarrollo de unas células atípicas… es también una batalla contra la falta de información, contra la indiferencia de aquellos a quienes este drama no ha tocado su puerta, contra muchos tabúes y mitos que existen en torno al tema y contra los miedos ocultos de los que simplemente prefieren no “buscar” para no “encontrar”…

En los estadios iníciales del cáncer de mama la mujer no suele presentar síntomas. El dolor de mama no es un signo de cáncer aunque el 10 % de estas pacientes lo suelen presentar sin que se palpe ninguna masa. “El primer signo suele ser un bulto que, al tacto, se nota diferente del tejido mamario que lo rodea. Se suele notar con bordes irregulares, duro, que no duele al tocarlo. En ocasiones aparecen cambios de color y tirantez en la piel de la zona afectada”, indica el médico internista José Darío Bermúdez, quien acota que no todos los tumores malignos presentan estas características pues algunos tienen bordes regulares y son suaves al tacto. “Por este motivo, cuando se detecte cualquier anomalía se debe consultar con el médico”.

FACTORES A CONSIDERAR

Sexo: el solo hecho de ser mujer es el factor de riesgo principal del cáncer de seno (también puede afectar a los hombres, pero la probabilidad es mucho menor).

Edad: la mayoría de los casos de cáncer del seno son en mujeres mayores de 50 años.

Historia familiar: el riesgo de cáncer de seno es mayor entre las mujeres cuyos parientes consanguíneos cercanos tienen esta enfermedad.

Historia personal de cáncer de seno: una mujer con cáncer en un seno tiene mayores posibilidades de que se le origine un nuevo cáncer en el otro seno o en otra parte del mismo seno.

Grupo étnico: las mujeres blancas tienen ligeramente mayores probabilidades de padecer cáncer de mama que las mujeres de etnias con piel negra.

Historia de biopsias anormales del seno.

Menstruación a una edad temprana (antes de los 12 años).

Menopausia después de los 55 años.

Tratamientos previos de radiación: mujeres que recibieron tratamiento de radiación en el área de tórax cuando eran niñas o jóvenes tienen un riesgo significativamente más alto de cáncer del seno.

Uso de Dietilestilbestrol (DES) durante el embarazo.

No tener niños o tener el primer hijo después de los 30 años.

Uso de píldoras contraceptivas: aún no está claro qué papel representan las píldoras contraceptivas en el riesgo de cáncer del seno.

Terapia hormonal sustitutiva (HRT): es aparente que el uso a largo plazo de la terapia hormonal sustitutiva combinadas (estrógenos junto con progesterona) después de la menopausia puede aumentar el riesgo de cáncer del seno.

Alcohol: el uso de alcohol está claramente relacionado con un ligero aumento en el riesgo de cáncer del seno.

Sobrepeso y dieta alta en grasa: el sobrepeso se asocia con un riesgo más alto de cáncer del seno en todos los estudios, especialmente para las mujeres después de la menopausia.

Ejercicio: la evidencia está aumentando que una actividad física reduce el riesgo de cáncer del seno.

CRUCIAL AUTOEXPLORACIÓN

Permite detectar tumores más pequeños que los que pueda detectar el médico o la enfermera pues la mujer estará familiarizada con sus senos y podrá divisar cualquier pequeño cambio.

La autoexploración debe realizarse después de la menstruación, las mujeres menopáusicas deberán asociarla a un día del mes, pues conviene que se realice siempre en estados similares.

La mujer debe estar tranquila y realizarla en el lugar que crea más adecuado. A algunas mujeres les parecerá más cómodo realizarla en el momento de la ducha, sin embargo, a otras, pueden preferir hacerla al acostarse. La manera más adecuada, para observar los cambios en las mamas, es situarse delante de un espejo, con los brazos caídos a ambos lados del cuerpo. Tendrá que observar la simetría de las mamas, el aspecto de la piel, el perfil, etc.

Hay que buscar zonas enrojecidas, bultos u hoyuelos. El aspecto no debe recordar a la piel de naranja. Los pezones y areolas no deben estar retraídos o hundidos.

• Una vez hecho lo anterior, tiene que repetir la operación pero con los brazos elevados sobre el cuello. Los senos deberán elevarse de la misma manera y, en esa posición, comprobar que no hay ningún bulto u hoyuelo.

La palpación puede realizarse una vez enjabonada, en la ducha, o tumbada en la cama con una almohada debajo del hombro correspondiente al seno que se vaya a examinar. Conviene repetirla en distintas posturas: tumbada y de pie.

Se debe utilizar la mano contraria a la mama que va a palparse. La presión será la suficiente como para reconocer bien el seno.

Se pueden realizar varios movimientos para la exploración: con la yema de tres dedos hay que ir realizando movimientos circulares desde la parte más externa de la mama hacia el pezón, a modo de espiral; otro movimiento que se puede realizar con los dedos es en forma de eses, ir recorriendo el seno de un lado al otro. El tercer movimiento es radial, comenzando desde el pezón hacia fuera. Conviene ser muy cuidadosa en la zona del cuadrante superior externo, pues están cercanos los ganglios axilares, y es ahí donde se detectan el mayor número de tumores.

Hay que comprimir un poco el pezón y comprobar si se produce alguna secreción (avise al médico si esto es así, intente identificar el color de la secreción). Una vez explorada la mama, hay que realizar la exploración de la axila para intentar descubrir la existencia de bultos en esta zona.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>