Recicla tu armario

Para renovarnos, no siempre es necesario comprar ropa nueva. Luce fantástica reciclando lo que ya tienes y dale ese toque personal.

La idea de este reciclaje no es vestir ropa dañada o muy desgastada, sino salvar la que aún puede recuperarse. Hay formas muy simples, creativas e incluso entretenidas de hacerlo en casa. Estarás ahorrando dinero y dándole a tu prenda un toque personal que nadie más tendrá, solo quiere y cuida tu ropa.

La clave para este reciclaje es invertir en una prenda de buena calidad que dure contigo mucho tiempo y así no tener que reemplazar continuamente.

Teñido rejuvenecedor: perfecto para jeans o pantalones que han perdido su color original tras las lavadas o a los que quieras dar un giro con un tono diferente.

Parches inteligentes: una prenda rota no siempre es un caso perdido y un parche puede ser muy discreto o creativo… Prueba con diversas formas y texturas, e incluso con otros materiales, como encaje o tachuelas.

Bordados exclusivos: bordar o cualquier otro aplique definitivamente hará ver diferente y renovada una blusa, vestido o la prenda que decidas.

Recortes divertidos: convertir unos jeans viejos en shorts siempre es una buena salida. También puedes transformar  un top en crop top (top corto), quitarle las mangas a una blusa, o acortar una falda.

• Hágalo usted mismo: para las más atrevidas, no hay nada como hacer tu propia ropa a la medida y con el diseño que deseas, con la seguridad de que nadie más la tendrá.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>