Regálate alegría

Buscar lo positivo, potenciar nuestras fortalezas, cultivar la aceptación y huir de la autocompasión, son las cuatro patas de una sólida plataforma mental que nos ayudará a convivir con las situaciones adversas, explica la psicóloga e investigadora Deborah Rozman. Los embates económicos y personales repercuten en la psique humana; no obstante, según Rozman, el estrés y el desánimo de los tiempos actuales no es como el estrés clásico debido a un único tipo de incidente o una gran crisis puntual en la vida, y es el que sigue naturalmente a un trauma, una enfermedad, un cambio de trabajo, u otros grandes acontecimientos vitales.

Para la experta la diferencia es que «se trata de un estrés crónico que se va comiendo el tejido de la paz y alegría de la gente», y que combinado con los factores externos, que genera una angustia importante en muchas personas, crea «un efecto acumulativo, empujando a muchas personas al borde del desmoronamiento psicológico». Para detectar y corregir una posible tendencia a fijar nuestra atención únicamente en los aspectos negativos, así como magnificarlos, según esta psicóloga, “es conveniente practicar un sencillo ejercicio”.

“Al finalizar el día, pero no antes de irnos a dormir, ya que interferiría en nuestra conciliación del sueño, haremos un repaso del transcurso de la jornada con todas las actividades y todo lo que nos ha pasado, intentando encontrar y tomar nota de aquello positivo que nos haya ocurrido”, explica la experta. Si en lugar de enfrentarnos al dolor nos abrimos hacia la autoaceptación con curiosidad, podremos producir un cambio de actitud que origine un giro a nuestra perspectiva sobre el problema”.

Por la boca también entra la tristeza: entre los alimentos contraindicados para el buen humor sobresalen las bebidas energéticas ricas en cafeína y azúcar, dulces ricos en calorías que elevan el cortisol, hormona relacionada al estrés; papas fritas ricas en carbohidratos y grasas saturadas, y alimentos salados elevan la presión sanguínea. Los platillos procesados ricos en sodio también son una bomba que eleva los niveles de cortisol.

CRUCIAL PLANIFICACIÓN

Afirma el especialista en desarrollo personal, Frederic Solergibert: “Haz todo lo que puedas con el máximo de antelación”.

• Tenga pensado lo que quiere comprar.

• Las labores del hogar si se hacen con tiempo, son actividades que sirven a la vez de terapia contra el estrés.

• Elabore una lista de las actividades, organice qué días vas a hacer cada cosa, evitando jornadas maratónicas.

• Planifique el menú de sus comidas y compre de una vez todo lo que necesita.

• Si el trabajo lo permite, no deje todo para sábados y domingos. Escápese una mañana entre semana.

• Delegue y comparta responsabilidades. Esto, a la vez, servirá de modelo para los niños.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>