InicioBienestarSabor a salud

Sabor a salud

Nadie imaginaría que un mal cepillado de dientes puede favorecer enfermedades cardiovasculares y sistémicas

La boca es la gruta por donde ingresan al organismo los más diversos manjares, pero para saborear estos al máximo y mantener una salud estupenda, hay que tomar cruciales precauciones.

El organismo es un sistema en el que todo se conecta. Nadie imaginaría que un mal cepillado de dientes puede favorecer enfermedades cardiovasculares y sistémicas. “La placa bucal tiene muchas bacterias que pueden pasar al torrente sanguíneo a través de las encías inflamadas y alojarse en distintos órganos del cuerpo”, explica la odontóloga Yelitza Mejías Pesce.

La acumulación de microorganismos patógenos en las paredes de los vasos sanguíneos crea la llamada placa de ateroma, que propicia enfermedades cardiovasculares al obstruir el flujo natural de la sangre. Estudios realizados en Estados Unidos y Brasil parecen confirmar que un buen cepillado, al menos dos veces al día, reduce en un 70% el riesgo de sufrir este tipo de patologías.

Cuando las bacterias invasoras se alojan en el sistema respiratorio favorecen neumonías, mientras que los patógenos aferrados a las articulaciones causan enfermedades reumáticas.

No toda persona con mala higiene bucal generará enfermedades. La probabilidad depende de las características de cada quien: edad, cuadros preexistentes, fortaleza de su sistema inmunológico, etc. Por ejemplo, personas sometidas a tratamientos contra el cáncer, portadoras de VIH y de la tercera edad serán más propensas que otras. En todo caso, lo importante es tener una conciencia de prevención para que las probabilidades jueguen a favor y no en contra.

Deja un comentario