InicioBienestarYogur aliado de la belleza

Yogur aliado de la belleza

Bien sea consumido o colocado como mascarilla, el yogur es un activo crucial para conseguir una excelente apariencia. Con pocos ingredientes, desde casa en un momento de mimo y relajación

 El yogur es un alimento lácteo muy popular que se adquiere mediante un proceso de fermentación bacteriana de la leche representando una gran cantidad de vitaminas del grupo B.  Es una “comida rápida” saludable, es decir, si no se tiene tiempo para almorzar debido a la vida agitada, con solo consumir un yogurt con fruta se estará lo suficientemente alimentado y con energía para afrontar la jornada. Una taza de yogur contiene solo de 120 a 200 calorías, por lo que representa un elemento nutritivo por excelencia para quienes se preocupan por mantener la figura.

Lo más recomendable es tomar diariamente un vaso de yogurt antes y después de dormir para que regule la digestión y limpie las impurezas que se acumulan en el hígado, esto impide el desarrollo de bacterias que dañan el organismo. De esta forma también evitaremos la aparición de escamas y manchas que suelen aparecer cuando este órgano sufre alguna afección. Reduce los niveles de colesterol y absorbe los efectos negativos de los antibióticos. Su alto contenido en calcio, magnesio, fósforo y minerales es indispensable para fortalecer los huesos.

Algunos especialistas en belleza lo utilizan como exfoliante e hidratante natural hecho de bacterias (de calidad benéfica) actúa como una masilla absorbente que se encarga de desintoxicar el organismo desde las partes internas hasta las capas más superficiales, proporcionando un efecto reparador y energizante.

Una manera de sacarle provecho a este alimento radica en elaborar mascarillas de yogur para mejorar el aspecto de la dermis y fortalecer el cuero cabelludo. En el primer caso, la esteticista Florencia Sosa comenta que lo más efectivo es agregar a la base unas gotas de miel y esparcir el contenido por todo el rostro (incluyendo los labios) de forma pareja. Y luego de quince minutos, limpiar con agua fría.

Para el pelo se aconseja combinar el yogur natural (el de color blanco) con la yema de un huevo y aplicarla en las raíces antes del lavado por 20 minutos. Y para que no produzca caspa, también se enjuaga con abundante agua fría. Ambos tratamientos se pueden realizar de dos a tres veces por semana.

MASCARILLAS PARA TODAS

Las mascarillas de yogur se emplean asiduamente por sus propiedades curativas y nutritivas (vitamina A y cinc), que benefician a la piel mediante la hidratación del cutis y la eliminación de infecciones y arrugas. Además, gracias a los bacilos de fermentación, el yogurt es un potente auxiliar en el proceso de cicatrización de la piel. Acá algunas opciones:

CON PEPINO Y TRIGO

Esta mascarilla ayuda a contrarrestar los efectos del tiempo (arrugas, patas de gallo, etc.) y, además, nutre y elimina impurezas de la piel. Igualmente, ayuda a las personas que sufren de manchas hepáticas.

INGREDIENTES: 1/3 de taza de yogur • 2 cucharadas de germen de trigo • 2 yemas de huevo • 3 rodajas de pepino.

APLICACIÓN: Al yogur se le debe agregar las rodajas de pepino licuadas, las yemas de huevo y el germen de trigo. Mezclar todo y aplicar directamente la mascarilla sobre la piel limpia durante media hora. Retirar con agua fresca.

LEVADURA Y YOGUR

Suaviza la piel mientras que la levadura de cerveza nutre y combate infecciones.

INGREDIENTES: 3 cucharadas de yogur • 1 cucharada de levadura de cerveza.

APLICACIÓN: Mezclar los ingredientes hasta formar una masa consistente. Luego, aplicar la mascarilla generosamente sobre el rostro sin olvidar el cuello. Dejar actuar durante 20 minutos. Retirar con agua fría.

SÁBILA PARA CUTIS MANCHADO

INGREDIENTES: 2 cucharadas del líquido interior de la sábila • 2 cucharadas de fécula de maíz • 3 cucharadas de yogur.

APLICACIÓN: Mezclar perfectamente los ingredientes hasta formar una masa homogénea. Luego, debe aplicar la mascarilla sobre el área afectada durante 15 minutos. Retirar y enjuagar con agua tibia y al final, fría.

MASCARILLA DE HINOJO

El yogurt hidrata la piel mientras que el hinojo suaviza el cutis por su elevado contenido de aceite.

INGREDIENTES: 2 cucharadas de hinojo  • 1/4 de taza de yogur.

APLICACIÓN: Mezclar los ingredientes y aplicar con suaves movimientos circulares y ascendentes sobre el cutis limpio. Dejar puesta por 25 minutos. Lavar con agua fresca.

AVENA NATURAL

Para dar suavidad a la piel

INGREDIENTES: 1 cucharada de yogur • 2 cucharadas.

APLICACIÓN: Colocar la avena en agua caliente y dejarla por 1 hora para que se suavice. Poner agua hasta cubrirla. Hacer una pasta. Aplicar al rostro limpio y con movimientos rotatorios suaves y frotar todo el rostro para eliminar células muertas e impurezas. Eliminar con agua y aplicar humectante.

FRESAS Y YOGURT

Ideal para piel grasa. Las fresas tienen ácidos para exfoliar y el yogurt posee ácido láctico.

INGREDIENTES: 1 cucharada de yogur • 1 cucharada de puré de fresas • 1 cucharadita de fécula de maíz en polvo (maicena) • 4 gotas de miel.

APLICACIÓN: Mezclar todo, aplicarlo sobre la piel limpia y dejar por 10 minutos. Limpiar con agua y aplicar humectante.