InicioChévere DestacadaAndreína Álvarez: Canal I me está dejando ser yo a cabalidad

Andreína Álvarez: Canal I me está dejando ser yo a cabalidad

La animadora se sumó a la nueva temporada del magazine "¿Y qué hay de nuevo?"

Aunque Andreína Álvarez tiene más de 20 años de experiencia en la televisión, la pantalla chica todavía tiene mucho por ofrecerle. Las puertas de Canal I se le abrieron de par en par para integrarse a “¿Y qué hay de nuevo?”, un magazine con el que se estrenó en el formato en vivo.

Es el primer proyecto televisivo que afronta en ocho años, periodo que pasó fuera de Venezuela. A su regreso, su nueva “casa” le hizo la propuesta y ella, con mucha emoción, aceptó y desde hace dos semanas derrocha talento de lunes a viernes.

Junto a Juan Pablo Dos Santos, Rosangélica Monasterios, Roy Moreno, Adriana Pérez y Andrés Field, lleva sano entretenimiento a los televidentes que sintonicen el canal de Boleíta a partir de las 10:00 de la mañana hasta las 12:00 del mediodía.

¿Qué te motivó a unirte al equipo de “¿Y qué hay de nuevo?” después de vivir fuera de Venezuela durante algunos años?

—Definitivamente, uno de los principales motivos que me llevó a tomar la decisión de que quería regresar a mi país es el hecho de poder reencontrarme con mi gran pasión, que es mi profesión.

Formar parte de este proceso que estamos viviendo de no dejar morir la televisión me llamaba muchísimo la atención, porque crecí haciendo televisión y quiero seguir viviendo de hacer televisión

Se me presentó la oportunidad maravillosa de entrar de nuevo a “¿Y qué hay de nuevo?” en Canal I y no lo dudé nunca. En principio porque la receptividad con el canal fue maravillosa, me sentí en mis mejores momentos en Radio Caracas Televisión entrando a un canal que es sinónimo de familia, donde el equipo que trabaja ahí lo motiva la gran pasión de hacer televisión.

Me sentí en casa, me sentí querida, me sentí respetada y después de muchos años poder regresar a la televisión venezolana de la mano de grandes profesionales del medio hizo que no lo dudara ni por un momento.

Creo que ha sido una de las decisiones más certeras que he tomado en los últimos tiempos y estoy plenamente feliz de regresar con este magazine maravilloso

Como nueva presentadora del programa, ¿cuáles son tus objetivos para renovar el programa? ¿Qué cambios o innovaciones planeas introducir al magazine?

—”¿Y qué hay de nuevo?” es un magazine que tiene más de nueve años en la parrilla de programación de Canal I. Se dice fácil, pero si ha logrado esta cantidad de años es porque definitivamente el programa ha cumplido con sus objetivos.

Venir con este nuevo staff de animadores me llena de muchísimo compromiso, en princpio porque debo ser honesta. En todos estos años de carrera nunca he tenido la oportunidad de hacer un programa en vivo, sin contar que tengo más de ocho años fuera de mi país sin ejercer mi profesión frente a las pantallas.

La fórmula está hecha. Yo creo que el cómo la atacamos, cómo enfrentamos este nuevo reto es una tarea muy individual.

Considero que Canal I estaba claro del personaje, de la profesional que estaban llamando para esta nueva temporada. Andreína está plenamente satisfecha con este trabajo que está ejerciendo, un trabajo en crecimiento, en evolución, un gran aprendizaje para mí, pero si hay algo que pueda marcar un poco la diferencia es que Canal I y la producción del programa me está dejando ser yo a cabalidad, es una mezcla de todo lo que sé hacer y todo lo que he aprendido en este medio, porque tengo un poquito de productora, tengo un poquito de escritora, tengo un poquito de directora, soy comediante, soy actriz, soy presentadora… Entonces, todas estas facetas me han permitido en todas estas dos semanas de programa ejercer una responsabilidad muy grande. Y creo, por el cariño que he recibido no solo en el canal sino del público, que vamos bien con la tarea.

Seguimos aprendiendo, sigo experimentando en este mundo de la animación en este magazine que tiene sus estructuras básicas planteadas, pero lo que cambia es la forma y creo que fueron muy inteligentes en ponerme en la batuta del programa, acompañada de talentos maravillosos, talentos juveniles que no son improvisados, no son paracaidistas, que tienen experiencia en el medio, a pesar de su edad y creo que la fórmula está muy rica, muy productiva para que día a día como animadores crezcamos y ofrezcamos al televidente la programación que tanto esperan.

Andreína Álvarez 1
Foto: cortesía Luigi Patti

Has sido muy clara sobre tu orientación sexual, permitiendo que muchas mujeres se sientan identificadas contigo. ¿Cómo crees que la televisión venezolana ha evolucionado en términos de inclusión y diversidad desde que comenzaste en la industria con “Ají Picante” hasta ahora?

—Estoy tan orgullosa de mi orientación sexual, estoy plenamente feliz con mi manera de amar, que como mujer logras esa plenitud la llevas con tanta honestidad, con tanta humildad, con tanta responsabilidad que creo que eso le hizo un plus, un condimento (por llamarlo de alguna manera) perfecto a mi carrera.

No solo como artista quiero expresar mi arte, también quiero expresarlo como mujer y desde que asumí mi orientación sexual a plenitud, la receptividad de la gente ha sido maravillosa.

No me he sentido señalada en lo absoluto. Creo que tengo una misión como artista y como mujer de comunicar y de normalizar esta orientación sexual que es completamente válida.

Me siento muy querida y el hecho de poder llegar a mi trabajo con la tranquilidad de no tener que esconder absolutamente nada, pues me hace una mujer bendecida, privilegiada y si en mí está poder aportarle a todas esas mujeres como yo que han vivido en silencio, infelices por no poder asumir su sexualidad a plenitud, créanme que ahí estará Andreína Álvarez, la artista y mujer, para defender la homosexualidad.

—¿Crees que hay más representación y visibilidad para la comunidad LGBT en la televisión actualmente?

—Creo que hay un gran avance en la visibilidad que le están dando a la comunidad y la aplaudo, la apoyo. Sin duda alguna, hay mucho más inclusión, hay mucha más apertura y la televisión es prueba de ello.

Canal I, me atrevería a decir con gran orgullo, da bastante visibilidad a la comunidad directa o indirectamente y creo que que eso es sumar y por eso los voy a apoyar al 100%.

—¿Cuáles considera Andreína Álvarez que son los mayores desafíos para la inclusión en la televisión venezolana? ¿Y cuáles son las oportunidades que ves para seguir avanzando en este aspecto?

—La inclusión de nuestra comunidad en la televisión venezolana definitivamente se tiene que normalizar.

No hay que ser tan literales a la hora de llevar a la pantalla el tema de la homosexualidad. Yo creo que se debe tratar como cualquier otro tema, lo que sí debemos permitir es que cualquier persona de cualquier orientación sexual tenga derecho a ejercer su arte y ese siempre va a ser mi llamado.

Una persona debe trabajar por sus cualidades, por su talento, por sus principios y no por su manera de amar y en ese sentido siento que la televisión venezolana le está dando más apertura al talento de la comunidad y bienvenidas sea todas esas personas que se quieran sumarse para normalizar la orientación, pero sobre todo que se quieran sumar para engrandecer el talento venezolano dentro de nuestras pantallas.

Andreína Álvarez 1
Foto: cortesía Luigi Patti

—Hablemos de tus primeros años en la industria. ¿Qué recuerdas de tu tiempo en “Ají Picante”? ¿Cómo ha influido esa experiencia en tu carrera y en tu enfoque actual como presentadora?

“Ají picante” es mi todo. Considero que nuestra profesión es un oficio y creo que no tuve mejor universidad artística que Radio Caracas Televisión, no sólo porque nos permitió en su momento formarnos como artistas en la escuela del canal, sino que también “Ají picante” fue un programa que me permitió a mí aprender y poner en práctica hasta el sol de hoy lo que yo sé de hacer televisión.

Fue un proyecto maravilloso que nos permitió a nosotros como recreadores en su momento (hoy en día si puedo decir a cabalidad que somos animadores o presentadores pero en su momento éramos recreadores) muy bien guiados por profesionales del medio que nos permitieron aprender en todos los sentidos.

“Ají picante” fue una gran escuela que no solamente nos enseñó a animar, nos enseñó a producir, nos enseñó a escribir, nos enseñó a editar… porque si bien era un programa de bajo presupuesto, yo bendigo ese presupuesto que tenía porque tuvimos que llevar encima responsabilidades que nos hicieron crecer y evolucionar en corto y mediano tiempo.

Voy a ser eternamente la “Chupetera de Venezuela” y siempre voy a llevar con orgullo ese programa que me dio la oportunidad de llegar a todos los hogares venezolanos, pero sobre todo me dio la oportunidad de poder decir que formo parte de del talento venezolano que con orgullo acepta que formó parte de la gran familia de Radio Caracas Televisión.

—¿Qué expectativas tienes para la audiencia de “¿Y qué hay de nuevo?”? ¿Qué tipo de contenido espera ofrecerles Andreína Álvarez?

Las mayores expectativas son las que yo tengo con “¿Y qué hay de nuevo?”. En principio, que el programa guste que llegue a los lugares venezolanos, que sea lo que están esperando en casa.

Es un magazine que te permite jugar con la versatilidad de su contenido con su variedad. Me encanta porque en un solo programa tenemos un combo, como lo manejan todos los magazines, pero que está en el equipo de producción hacer la tarea y nosotros como animadores también hacer una tarea productiva. Cuando esas dos fuerzas se unen, se logra un buen resultado.

Tan sólo han sido dos semanas maravillosas en las que hemos tenido una programación súpervariada y he podido disfrutar en esa casa llamada “¿Y qué hay de nuevo?” de grandes aprendizajes. Estamos educando, estamos recreando, estamos informando de una manera cercana, que yo creo que es una de de las cosas más positivas que puede tener este magazine.

Somos cercanos y a mí me encanta eso. No somos estereotipos, somos tan parecidos como esa persona que nos está viendo a través de la pantalla.

La gente disfruta  de todo estos segmentos que se manejan en el magazine: la cocina, la salud, la moda, la farándula, las entrevistas, los reportajes de calle que nos acercan todavía muchísimo más y nos humanizan con el venezolano de a pie. Entonces, mientras esos factores estén encaminados y estén funcionando, pues va existir “¿Y qué hay de nuevo?” para rato.

—Como figura pública, tienes una plataforma para transmitir mensajes importantes. ¿Hay algo que quieras decirle a los televidentes y seguidores del programa?

Yo quisiera decirle a todo el público de mis redes sociales y, sobre todo, los televidentes de “¿Y qué hay de nuevo?”, que crean en el formato, que sigan creyendo en la televisión, que no la dejen morir, que apoyen, que es maravilloso toda esta suma de plataformas digitales que existen, que tú tienes la opción de escoger, pero que dentro de esa escogencia siempre esté como protagonista nuestra televisión, en principio porque es magia, porque somos referencia a nivel mundial.

A lo largo de los años hemos vivido una montaña rusa de emociones a través de la televisión venezolana, hemos vivido graves momentos, queremos seguir levantándonos y yo creo que “¿Y qué hay de nuevo?” es una manera de demostrar que el trabajador quiere seguir haciendo lo que le apasiona, que no quiere irse por la tangente y buscar el sustento de casa a través de oficios o de trabajo que no le llenan, sino todo lo contrario, que el trabajo siempre tiene que ir unido a la pasión.

“Qué hay de nuevo” es eso, es familia, es energía, es arte y estamos ahí para llevarles a ustedes una excelente programación. Ese es mi mejor consejo: no dejar morir la televisión, aplaudirla con sus errores y con sus virtudes.

La televisión es como un ser humano que pasa por diferentes etapas, que pasa por diferentes emociones, pero que finalmente siempre vamos a esperar el mejor resultado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí