InicioChévere Reportajes'Un lugar tranquilo: Día uno', más sustos y terror al inicio de...

‘Un lugar tranquilo: Día uno’, más sustos y terror al inicio de todo

Lupita Nyong'o y Joseph Quinn llevan sobre sus hombros la historia de supervivencia

‘Un lugar tranquilo: Día uno’, es la tercera película de la saga del mismo nombre y sirve de precuela a la historia original. Se sigue a un puñado de personajes nuevos en Nueva York el primer día de la gran invasión alienígena.

La historia busca dar respuestas a todas esas preguntas sobre el cómo y el por qué de los monstruos asesinos con audición hipersensible.

La crítica se debate entre el aplauso y la indiferencia. La agencia AP, por ejemplo, cree que se pierde la belleza de ‘Un lugar tranquilo’, anclada al misterio tonto. “Nos dejaron caer en este mundo apocalíptico con una regla muy simple pero desafiante: si haces ruido, mueres”.

Según la reseña de la agencia, en las dos primeras cintas la escasez de información jugó a favor de esta familia que solo intenta sobrevivir (¡y dar a luz a un bebé en silencio!). Se resalta también que la secuela funcionó principalmente porque eligió inteligentemente continuar ese mismo viaje donde quedó.

Pero ‘Un lugar tranquilo: Día uno’, dirigida y coescrita por Michael Sarnoski (que comparte créditos con John Krasinski), cambia el foco de atención.

Más a fondo

Lejos de mostrar la realidad de la familia Abbott se sigue a un nuevo personaje, Sam (Lupita Nyong’o). La mujer está muriendo de cáncer. A partir de allí, es amargada, sarcástica y malvada. Su redención radica en la idea de “salvar al gato” (no dejará que Frodo muera). Con esto, el personaje hostil se transforma en un héroe convincente.

Le acompaña Joseph Quinn, que interpreta a un estudiante de derecho británico llamado Eric. Ambos tienen ojos profundamente expresivos del tamaño de un platillo que hacen que el diálogo sea casi innecesario.

En la película, Sarnoski no se detiene en responder preguntas sobre los monstruos. De hecho, apenas menciona cómo todos se dan cuenta de que deben permanecer en silencio. Habría sido un poco interesante ver a alguien resolverlo o, por ejemplo, tratar de persuadir a un niño pequeño para que lo crea.

La conexión con la “Parte II” surge a través de Djimon Hounsou, de manera fugaz, pues la historia en sí está bastante concentrada en Sam y Eric.

Hay algo convincente en la idea de lo que una persona terminal podría hacer el primer día del apocalipsis, y Nyong’o es poderosa y desgarradora. A diferencia de Eric, un personaje poco desarrollado como para tener mucho sentido.

‘Día uno’ lo que sí ofrece es más terror, monstruos, masacres, sobresaltos y recuerdos inquietantes del 11 de septiembre. Su duración es de 100 minutos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí