InicioChévere ReportajesDiez días en la vida de Jorge Negrete

Diez días en la vida de Jorge Negrete

Hace 75 años, se produjo la única visita del “Charro cantor”

La visita tardó cuatro años. Por un compromiso como actor o por otro como sindicalista, la firma del contrato se postergó más de una vez, manteniendo en espera al público venezolano. Finalmente, los astros se alinearon para que una de las estrellas imprescindibles de la época de oro del cine mexicano actuara en el terruño de Bolívar. jorge negrete

Jorge Negrete llegó al país el 11 de mayo de 1949. Fue trasladado al Hotel El Conde, donde compartió estancia con sus compañeros del Trío Calaveras. Al día siguiente, debutó en un abarrotado Nuevo Circo de Caracas. Esta y las dos siguientes presentaciones, en el recinto taurino, contaron con la transmisión simultánea de Radiodifusora Venezuela, Radio Libertador y La Voz de la Patria.

La representación nacional estuvo a cargo de la popular orquesta de Luis Alfonso Larrain, la emergente vocalista Marina Auristela Guánchez y el Trío Cantaclaro. La animación corrió por cuenta de Roberto Hernández. Todo contó con el patrocinio de la marca de cigarrillos Chesterfield.

Además, el llamado “Charro cantor” atendió otro compromiso con la Asociación Venezolana de Periodistas, organizado a beneficio del Hospital Poliomielítico y cantó en el programa “Cultura obrera” de Radio Nacional. También dedicó tiempo a conversar con la prensa criolla.

Esa primera visita se extendió más de lo previsto. Un inconveniente con el pago de impuestos alargó la estancia hasta el 21 de mayo. En sus declaraciones, Negrete aseguró que estaría encantado de filmar en el país y que pretendía volver. Sin embargo, su muerte prematura le impidió cumplir la palabra dada.

En la cúspide

Jorge Negrete vino a Venezuela en el esplendor de su carrera. Tenía en su haber títulos como “Juan sin miedo”; “Juntos, pero no revueltos”; “Ay, Jalisco, no te rajes” (que lo convirtió en ídolo continental); “Así se quiere en Jalisco” (primera película a color del cine mexicano), “El peñón de las ánimas” (compartió créditos con la debutante María Félix, años después convertida en su segunda esposa), “Cuando quiere un mexicano”, “Me he de comer esa tuna”, “Canaima” (adaptación de la novela del caraqueño Rómulo Gallegos), “Gran casino” (a las órdenes del director Luis Buñuel) y “Jalisco canta en Sevilla”, entre otras.

El prestigio y el carácter que le habían merecido el respeto de sus colegas lo llevaron a la secretaría general de la Asociación Nacional de Actores, durante dos períodos. Su gestión se caracterizó por la firmeza con la que defendió los intereses del gremio, procurándole enemigos que llegaron a atentar contra su vida. Ocupaba el cargo cuando una cirrosis hepática puso fin a su vida. Solo tenía 42 años.

Teniente

Formado en el Colegio Alemán Alexander von Humboldt y en el Heroico Colegio Militar, Jorge Negrete hablaba teutón, inglés, francés, italiano y sueco, cuando egresó como teniente de Caballería y Administración.

Sus primeros pasos artísticos fueron en la radio como cantante de ópera. De allí saltó a la gran pantalla, donde consolidó la imagen del charro mexicano, a partir de su debut en 1937.

Rodó 38 películas. Fue amigo de Pedro Infante, a pesar del mito que aseguraba rivalidad. Se casó dos veces y tuvo una hija, Diana. Su vida comenzó el 30 de noviembre de 1911, en Guanajuato, y terminó el 5 de diciembre de 1953, en Los Ángeles. Su imagen es inmortal. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí