Html code here! Replace this with any non empty raw html code and that's it.
InicioChévere ReportajesEsa musa inmortal llamada desamor

Esa musa inmortal llamada desamor

Antes de Shakira, muchos latinoamericanos le han cantado al despecho

Desde el punto de vista profesional, el nuevo año comenzó con todo para Shakira. El lanzamiento de “Music Sessions #53“, junto al DJ argentino Bizarrap, con la descarga frontal a su ex Gerard Piqué y a la actual pareja del futbolista, Clara Chía, colocó a la cantautora colombiana en el centro de la opinión pública mundial.

El tema se posicionó de inmediato en las principales plataformas musicales, generó un tsunami en las redes sociales con infinitos memes y produjo dos bandos formados por quienes aplauden su manera de monetizar la ruptura y quienes señalan que es el simple resultado de un despecho.

Algunas voces, incluso, la han criticado por utilizar la música para ventilar un episodio de su vida personal, sin evaluar el daño que podría ocasionar a sus hijos. En medio del alboroto causado, la caja registradora de ambos artistas anda suena que suena.

Lo cierto es que, a lo largo de la historia, el desamor ha sido una fuente de inspiración muy recurrida por compositores de distintos géneros. Para no ir muy lejos, las siguientes líneas reunirán algunos ejemplos de canciones en castellano surgidas de tal emoción.

El primero

El nacimiento del bolero está asociado al tema “Tristezas”. La creación del cubano Pepe Sánchez data de 1840 y dos de sus ocho versos dicen: “No hay prueba de amor que deje entrever / cuánto sufro y padezco por ti”.

En la misma onda de este género están: “La copa rota” de Alci Acosta, “El reloj” de Roberto Cantoral, “Esta tarde vi llover” de Armando Manzanero, “Yo no he visto a linda” de Daniel Santos y “Puro teatro” de Tite Curet Alonso, a las cuales se pueden sumar “Sombras nada más”, que nació como un tango de José María Contursi y Francisco Lomuto; y “Yo vendo unos ojos negros”, adaptada del folclor chileno.

La balada también es prolífica en composiciones que responden a la misma temática. Dos españoles resultan indispensables en este campo. Manuel Alejandro, responsable de “En carne viva”, “Ese hombre”, “Todo se derrumbó dentro de mí”, “Pobre diablo” y “Como yo te amo”; y Juan Carlos Calderón, autor de “Rómpeme, mátame”; “Tómame o déjame”; “La incondicional”, “Fría como el viento”, “Tengo todo excepto a ti” y “Qué nos pasa esta mañana”.

Sin embargo, el trono de la canción más ruda en castellano, en lo que a letra se refiere, lo ostenta “Rata de dos patas” desde 2004. El buque insignia de la mexicana Paquita la del Barrio responde a un encargo que le hizo a Manuel Eduardo Toscano, para dedicar un tema a su ex. El autor encontró inspiración en el expresidente Carlos Salinas de Gortari. Y entonces surgió: “Rata inmunda / animal rastrero / escoria de la vida / adefesio mal hecho”.

Por estos lares

Cuatro de los artistas más importantes de la escena nacional también han encontrado un aliado del éxito en el desamor. En el género salsa, La Dimensión Latina grabó un tema convertido en clásico del género: “Llorarás“, creado y cantado por Oscar D’León.

En el terreno de las baladas, Mirla Castellanos tiene dos rutilantes ases como “Maldito amor” y “Muera el amor”. Mientras, José Luis Rodríguez incluye en su repertorio “Voy a perder la cabeza por tu amor” y “Dueño de nada“, compuestos por Manuel Alejandro.

Y en la línea de Shakira, es decir: relacionado con la ruptura de dos personajes conocidos, Lila Morillo presentó “La jaula de oro” después de su separación de El Puma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí