InicioChévere ReportajesFelipe Peláez sueña con presentarse en El Poliedro

Felipe Peláez sueña con presentarse en El Poliedro

El vallenatero, ganador de dos Latin Grammy, iniciará una gira que lo llevará a Australia por primera vez

Para Felipe Peláez jamás fue opción tirar la toalla con su sueño sinfónico. Durante siete años batalló por sacar adelante una meta que hoy concretó, no sin antes superar uno que otro obstáculo y tras una inversión de miles de dólares, pero el esfuerzo valió la pena.

“Es el proyecto más ambicioso. Ni siquiera me lo imaginé, pero, sin lugar a dudas, claro que es el más ambicioso, el más detallado y cuando estábamos hasta el cuello tomamos un respiro, retomamos y fue cuando dije: ‘si vamos a hacerlo, lo hacemos bien’, y hasta lo último mantuvimos la prioridad de nunca bajarle el nivel e hicimos un esfuerzo inmenso por mezclarlo en Los Ángeles, masterizamos aquí en Caracas con uno de los mejores masterizadores que tenemos en Latinoamérica, le realizamos el Dolby Atmos también en en Caracas y desde todo punto de vista fue la experiencia más que ambiciosa”, recalcó el ganador de dos Latin Grammy.

Con una sonrisa en el rostro y una alegría que casi se palpa, el famoso cantante de vallenato contó a Últimas Noticias que no solo está feliz por ver materializado “Un sueño llamado sinfónico”, sino porque se emocional al admitir todavía faltan unas cuantas metas por hacerle check.

“Tengo un sueño de música incidental para niños y ahora tengo un sueño llamado Poliedro”, dijo entre suspiros. Por lo pronto, disfruta de este logro.

El Sistema

El álbum de Felipe Peláez tiene el sello venezolano por donde se le mire. No solo cuenta con las voces del intérprete colombo-venezolano nacido en Maracaibo pero criado en Maicao, sino que un grupo de 75 músicos del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela lo acompañó de principio a fin en este viaje.

“Los que hacen parte del mundo sinfónico son personas que pertenecen a un mundo académico, superestricto… En cambio nosotros, llámese merengue, vallenato, salsa o los que hacemos música popular, somos más joljorio, más mamadera de gallo. Entonces, el encuentro de dos mundos no siempre es tan chévere al principio, sobre todo en temas de ensayos o de la forma en que se encara la música; pero al final, y dentro del margen del respeto, ‘Un sueño llamado sinfónico es de lo mejor que me ha podido suceder. De las sensaciones más espectaculares y de los cinco momentos que he tenido en mis 20 años de carrera fue cuando por fin llegó la bendita noche en que observé un Teresa Carreño repleto y tenía todas esa tremenda mole de músicos sinfónicos y mi banda detrás de mí. Hubo un momento en que me dije: ‘Wow, está repleto’. Cuando trabajas a este nivel la música, podría decirse que llegas a alcanzar la excelencia”, manifestó.

Con respecto a la llamativa portada, una caricatura donde aparece rodeado de instrumentos musicales, detalló que tomó la idea de una imagen en Spotify del tema “Mi plan de vida” de Jorge Luis Chacín con Yasmil Marrufo y Cáceres.

“Llamé a Jorge Luis y le pregunté que quién le hizo ese trabajo y me dijo que era un amigo de Maracaibo. Le dije: ‘No me digas esta vaina’. Me pasó el número, contacté al personaje y descubrí a una gente supremamente talentosa: Rolando Arias se llama el artista. A partir de ahí no solo diseñamos esta portada en caricatura, sino que también el vinilo que ya va a salir a la venta en estos días y van a poder conseguirlo en Amazon, que es un formato espectacular que también diseñó Rolando con Los 13 Creativos. Ese era el detallito que le hacía falta al álbum”, explicó.

Gira

Pero la idea no es que sea solo un bonito momento para Felipe, sino que sus seguidores se permitan soñar con él. Por eso, iniciará un viaje que lo llevará a varias ciudades del mundo y lo llevará por primera vez a Australia.

“Vamos a hacer algo muy diverso. Afortunadamente, el mundo académico sifónico es muy exacto y vamos a participar con varias orquestas. Por ejemplo, el concierto en el Movistar Arena de Bogotá vamos a tocar con la sinfónica de Bogotá y los mismo en Medellín y Barranquilla. En Estados Unidos serán como 12 ciudades y por practicidad vamos a trabajar por circuitos; es decir, el circuito de Florida haremos Miami, Orlando, Tampa, el circuito de Texas haremos Houston, Dalas y San Antonio. Con cada sinfónica haremos el respectivo circuito y en Canadá tenemos dos fechas y las haremos con dos sinfónicas de allá”, sostuvo.

Rumba merenguera

Felipe Peláez está en Venezuela no solo para promocinar su sueño sinfónico, sino para sumarse al cartel de artistas que se presentarán en el Poliedro de Caracas el próximo viernes 14 de junio, para celebrar los 30 años de carrera artística de Omar Enrique.

“Estoy acá para acompañar a mi compadre Omar en sus 30 años. Esta fiesta va a estar genial. Particularmente pienso que soy el único que está como asustado porque soy el único que no soy cantante originalmente merenguero así que le pedí tanto a Omar como a su equipo que necesito ensayar por lo menos 10 veces las canciones, porque repito que no es mi banda y no soy merenguero; me la he vacilado con los merengueros y tal, pero Eddy o Bonny, por ejemplo, manejan un mismo lenguaje musical y eso va a estar maravilloso”, sostuvo.

Recomendó a los venezolanos “estar ahí, porque 30 son 30 y la cantidad de grandes artistas que vienen es impresionante. Para mí es un reto y es divertido, porque me sacan de mi zona de confort, así que tengo que estar a la altura”.

Omar Geles

Durante el encuentro, Peláez recordó a Omar Geles, leyenda vallenata que falleció el pasado 21 de mayo debido a un paro cardiorrespiratorio.

Aún sin terminar de asimilar la pérdida del intérprete de “Una hoja en blanco” y “Los caminos de la vida”, el “soñador” recordó que dos semanas antes de la partida física de uno de sus mentores coincidieron en el aeropuerto de Bogotá, donde conversaron durante una hora.

Me decía: ‘¡Hijo, hijo, hijo! Joda, ¿tú de dónde sacas tantas cosas? Por Dios, ¿sinfónico? ¿Tú no tienes límites? ¿Cómo hiciste tú esto?’. Estaba feliz porque en el álbum sinfónico tiene nada más y nada menos que ‘El amor más grande del planeta’ y ‘Tu hombre soy yo’. O sea, son dos suyas y por ahí sacas lo importante que fue Omar Geles en mi carrera”, recordó, al tiempo que mencionó que pudo mostrarle a Geles este álbum que está en plena promoción antes de la sorpresiva muerte.

“Me dejó esta enseñanza: nunca lo vi con rabia, ni hablando mal de nadie. Me dejó más de 12 canciones a lo largo de la carrera”, finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí