InicioChévere ReportajesKarina Velásquez: Ser actriz para mí es un regalo

Karina Velásquez: Ser actriz para mí es un regalo

Karina Velásquez celebró que la película venezolana “Operación Orión” llegó a las salas de cine del país el pasado 9 de mayo, luego del éxito que ha logrado en su gira por varios festivales internacionales.

El filme del cineasta venezolano Rubén Hernández Remón está basada sobre la invasión paramilitar frustrada e intento de magnicidio contra el Presidente Hugo Chávez en Venezuela, en el año 2004.

Además de Velásquez, esta obra de corte histórico cuenta con la participación de los actores Will Sabalo, Israel Moreno, Rey García, Gabriela Mejía y Jornell Ariza, además de la participación especial de Carlos Carrero.

“Interpreto a Rubí. Es una mujer avasallante. Aparentemente es una mujer muy fuerte y sexy. Ella maneja su sensualidad para dominar, manipular. Sabe que cuenta con mucha sensualidad y lo usa a su favor”, contó Velásquez en entrevista con Últimas Noticias.

“Aparenta estar muy segura de si misma, pero no. Detrás de eso se esconde una mujer vulnerable, con muchos miedos y angustias. Es una mujer vanidosa, con una emocionalidad un poco inestable. Es una montaña rusa de emociones”, agregó seguidamente.

La actriz, de 44 años, está contenta con con el resultado de la producción. “Esta película se filmó hace mucho tiempo. Se intentó estrenar en 2021, pero hubo contratiempos como la pandemia. Me da mucha satisfacción verla terminada con todos sus efectos especiales increíbles”, comentó.

“Somos espejo”

La realización, que ya está en la cartelera, le permitió a Karina continuar sumando experiencias en su carrera. “Siempre hay un aprendizaje. Cada proyecto tiene un nuevo comienzo a pesar de que uno tenga una trayectoria. Es algo nuevo que aprender”, dijo.

Y agregó: “Todos, hasta un cierto punto, nos parecemos a Rubí. Siempre reflexiono con los personajes. Todos somos espejos y nosotros estamos reflejando esto en la sociedad. Toda mujer, en algún aspecto de su vida, porque somos seres que evolucionamos, pudimos ser como Rubí”.

Karina Velásquez también contó lo difícil que fue filmar los desnudos para “Operación Orión”.

“Sí, lo complejo fueron los desnudos. Esa fue la parte más compleja, pero fuimos cuidadas, protegidas, con equipo mínimo de producción. En toda mi trayectoria he tenido la protección por parte del equipo”, recordó.

“Aunque un actor se desnuda al público. Somos un espejo para que la gente se refleje a sí misma. Esa fue una de las escenas más complejas”, consideró.

Foto: Luis Graterol

“Operación Daktari”

El metraje venezolano se inspiró en la “Operación Daktari”, que se trató de un plan para derrocar al presidente de Venezuela Hugo Chávez desde la hacienda Daktari.

“Tuvimos un trabajo de mesa, sin embargo, eso no era lo que puntualmente estábamos manejando. Rubí participa en este acontecimiento, pero no le preocupaba el tema político, social o económico”, puntualizó.

Asimismo, la actriz de “La jaula” agregó que el personaje se enfocó en los beneficios que iba a recibir del plan que estaban organizando. “Sobre el tema lo conocemos todos como venezolanos, pero mi personaje está en su propio mundo y lo que va a ganar a través de esto”.

Ser actriz

Para Karina Vélasquez, la actuación es más que una carrera donde ha podido crecer, soñar, aprender y llevar mensajes importantes a toda la gente que asista a una sala.

“Significa la expresión total de mi ser. Siento que hago catarsis cada vez que estoy en escena, en un teatro, es un set de grabación, que estoy creando. Me siento absolutamente plena y feliz de poder interpretar. Trabajar con las emociones es una de las cosas más difíciles que hay, es muy complejo”, admitió.

Para la modelo, un actor entrega su energía al momento de actuar. “Eso es algo increíble y es algo que no tiene precio porque no lo puedes palpar, pero lo sientes y yo lo he sentido a través de mi trayectoria. La mayor satisfacción es saber que el trabajo le llega a las personas, que conmueve, que reflexionan y se movilizan dentro de su ser. Ese es el trabajo del actor y para mí es un regalo”, reflexionó.

“Siempre hay algo especial”

Karina destacó que todos sus personajes han sido especiales y han dejado huella en ella. “Sin favoritismo, siempre hay algo especial con el primer trabajo. Recuerdo que hice la película ‘Wayuu: la niña de Maracaibo’ (2011) al lado de Daniel Alvarado. Nos fuimos a la Alta Guajira. Recuerdo ese personaje con mucha gratitud y lindos recuerdos de la Karina de ese momento, ingenua, inocente. No quisiera dejar de ser niña, ni dejar de confiar”.

La veterana actriz confesó que no se puede quejar, pues ha tenido experiencias muy lindas en el cine, encuentros maravillosos, un familia que se va eligiendo y gente muy querida que conoce en el camino.

La ocasión también sirvió para saber sobre sus planes para el próximo domingo, Día de las Madres. “Voy a pasarla con Ana Karina. Tengo una sola hija. Me preparo muy bien, estoy tranquila. Vivo en gratitud y estoy agradecida con los regalos que la vida me ofrece. Estoy feliz de pasar el día con ella. Ella es mi compañera, mi amiga. No te puedo describir la relación que tengo con mi hija, es espectacular”, enfatizó.

En cuanto a sus proyectos solo asomó que hay varios, pero que todavía no puede dar detalles. “Estoy invitada para Cannes con mi próxima película… es con una productora de Los Ángeles. Es una película basada en hechos reales… me estoy reactivando con esto que tanto me gusta”, concluyó.

Foto: Luis Graterol

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí