InicioChévere DestacadaRené Velazco: Una de las cosas que me ayuda son las ganas...

René Velazco: Una de las cosas que me ayuda son las ganas de vivir

El exSalserín reveló que padece de fibrosis quística desde pequeño

Días atrás, el cantante René Velazco, conocido por formar parte de Salserín en los años 90 y por el dúo musical René y Renny, sorprendió a sus seguidores al revelar que padece fibrosis quística desde muy pequeño.

El intérprete, de 42 años de edad, quien mantuvo en silencio su condición de salud, ha compartido su testimonio de vida. Ahora cuenta su lucha contra esta enfermedad que le ha servido de inspiración acompañado por la música que ha sido la mejor medicina.

Durante su niñez se vio complicado con el tema de la salud. Ni sus compañeros del grupo Salserín, ni su director Manuel Guerra tenían conocimiento del diagnóstico. 

“Desde pequeño no se me fomentó el pensamiento de que iba a tener un tiempo. Mis padres siempre fueron muy renuentes al tema cuidando quizás la salud mental porque es muy importante para cualquier condición de salud para poder lidiar con eso”, contó René Velazco en entrevista con Últimas noticias.

Y agregó: “Con los años concienticé de que crecí con ese estigma, por así decirlo, pero no fue algo que me detuvo a pensar. No pensé en eso. Yo encontré cosas importantes que de alguna manera me movieron más y me mantuvieron motivado”.

De acuerdo con el portal de salud MedlinePlus “La fibrosis quística (FQ) es una enfermedad hereditaria. Es causada por un gen defectuoso que lleva al cuerpo a producir un líquido anormalmente espeso y pegajoso llamado moco. Este moco se acumula en las vías respiratorias de los pulmones y en el páncreas”.

Foto: cortesía

—¿Cómo manejaste este tema siendo tan pequeño más el boom de tu carrera artística?

—Siempre lo menciono: mi familia ha sido importante con todo esto. La crianza que tuve me ayudó a mantener un poco los pies en la tierra. En mi adolescencia, cuanto estaba en Salserín que se me subieron los humos, mi padres me dijeron que si seguía así me sacaban de allí. Fueron muy inteligentes y me ayudaron a entender que es como una chamba, un trabajado reconocido que va alimentado por la retribución de la gente y la receptividad. Para mí se convirtió en eso, en un trabajo que quiero muchísimo.

—¿Alguna vez te llegó afectar en los pulmones?

—Obviamente, los pulmones son de mis órganos los más afectados. Siempre han estado afectados. Los que estuvieron cerca de mí se habrán dado cuenta que siempre estaba tosiendo, todo el tiempo.

Las personas que tenemos fibrosos quística necesitamos toser porque tenemos mucha mucosidad en el cuerpo y necesitamos sacarla. Esto está aunado al tema de la nebulización y todo el tema pulmonar. Los pulmones son delicados para mí.

Llegué a tener capacidad de 60% de mis pulmones. Actualmente, tengo 96% gracias a los tratamientos, sobre todo uno reciente que cambió el juego.

—Ya más grande y con madurez, ¿cómo manejas la fibrosis quística en cuanto a actitud y en el asunto de los tratamientos?

—Un poquito más consciente de lo que hago. No soy una persona perfecta, ni un modelo a seguir porque he cometido muchos errores. A los seres humanos nos pasa eso y he tenido que aprender con las consecuencias que cuando hago ciertas cosas, mi cuerpo lo reciente el doble o el triple que a cualquier persona que no tenga la fibrosis quística. Trato de ser consciente porque eso me ayuda a tener una mejor calidad de vida.

—¿Recuerdas algún episodio que hayas pasado cuando estuviste en Salserín o en René y Renny?

—Las personas que tenemos fibrosis quística sudamos mucho los electrólitos, lo que hace que nos descompensemos. En actividades físicas que tuviesen que ver con giras, shows, conciertos yo me cansaba y sudaba mucho. Me tocaba tomar sal para volver a compensarme.

Eso me pasó mucho… recientemente, en marzo cuando hice una gira de reencuentro de Salserín, estuve con una condición compleja en los pulmones que se llama neumonitis que es neumonía muy avanzada que suele dar a los que padecemos la enfermedad. Me tocó recibir tratamiento por la vena durante toda la gira. Lo hice y solo dije que tenía neumonía

—René, con todo lo que sabemos es inevitable pensar si en algún momento llegaste a tener pensamientos suicidas. ¿Pasó eso por tu mente?

—La verdad no, pero quizás cuando tienes cierta edad en la adolescencia algunos pacientes pasamos por una época de renuencia: no quiere las medicinas, bota las medicinas, no termina los tratamientos porque sientes como si tus padres te obligan a hacer algo y entonces hacía todo eso… esto fue un autosabotaje. He conversado con otros pacientes que padecen fibrosis quística, con padres y todos pasan por esa etapa.

Creo que es lo más cercano a un intento de algo. Nunca pensé en quitarme la vida. Siento más bien que una de las cosas que me ha ayudado en este camino son las ganas de vivir que tengo.

—¿Ha sido importante el apoyo de tu familia?

—Mi familia es mi base, mi todo. No puedo estar más agradecido y mientras más avanzo en edad, más me doy cuenta del tesoro y de la fortuna que he tenido de tenerlos, de contar con ellos, de tener su apoyo. Gracias a Dios las personas que han estado cerca de mí siempre han estado bajo la misma tónica, pero mi familia lo es todo.

“La música fue para mí una cura”

—¿Qué significa para René Velazco ser cantante?

—La profesión de ser cantante requiere de buenos pulmones y el tema de hacer ejercicios físicos, clases de canto, aprender a respirar y tener actividades físicas me ayudaron a tener una mejor condición en mis pulmones. Por eso digo que no es solo anímicamente, la música fue una cura para mí… los ejercicios me ayudaron mucho a desarrollar lo que era mi capacidad pulmonar, que es una de las cosas que nos complica a los pacientes con fibrosis quística.

—¿Tienes pensado estrenar algún tema?

—Sí, viene música nueva. He estado produciendo desde que me viene a Miami. Creo que en un mes deberíamos tener música nueva.

Está lista, pero estoy finiquitando los detalles. Me encanta poder seguir haciendo música y con esta oleada de cariño que he recibido últimamente no puedo sino retribuírselo con lo que mejor sé hacer, que es la música.

—Eres querido por un público venezolano, ¿qué piensas de eso?

—Me costó bastante (risas). Con los años entablé una relación muy cercana también gracias a las redes sociales. Soy una persona superactiva, les respondo a todos los que me escriben. A veces me tardo un poquito, pero les respondo y valoro mucho que la gente me comente o comparta lo que piensa o lo que ve en mí… incluso hasta experiencias propias que ha sido algo recurrente desde que hablé de mi condición.

Muchos padres y pacientes con fibrosis quística se han comunicado conmigo y ha sido muy bonito poder hacer esa conexión con tanta gente. No soy un ejemplo, pero ves a alguien que a pesar de su condición de salud le sigue echando pichón a la vida. Mi mensaje es que no importa lo que te esté pasando, no te rindas y la salud mental es importante para lograr los propósitos.

Sus proyectos…

—Este año estaré haciendo música. Me voy a activar con todas las plataformas digitales. Iré informando sobre los proyectos.

Continuamos con la gira reencuentro de Salserín, que es algo que está pendiente. También está en conversación una gira con Renny aquí en Estados Unidos. Poco a poco iremos soltando lo que viene.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí