InicioChévere Reportajes“Valores humanos” fue una apuesta a la cultura

“Valores humanos” fue una apuesta a la cultura

El programa de Arturo Uslar Pietri bautizó al grupo Amigos Invisibles

Días antes, RCTV había estrenado su señal con la transmisión experimental de un juego de béisbol entre Cuba y Venezuela. También había lanzado el primer noticiario de la televisión nacional (“El observador Creole”), la primera comedia de situación (“Casos y cosas de casa”) y el teleteatro “Las sílfides”, cuando el tren ejecutivo del canal ubicado en Quinta Crespo decidió abrir un espacio semanal de corte cultural, con duración de media hora. valores humanos

El 25 de noviembre de 1953 apareció en pantalla “Valores humanos”. Frente a él, uno de los intelectuales venezolanos más importantes del siglo XX, Arturo Uslar Pietri, quien abordaba diferentes temas relacionados con historia, literatura y actualidad, en un tono académico y con una profundidad de conocimientos, que no siempre resultaban de fácil seguimiento para los espectadores.

Eran clases televisadas en las que el orador compartía su bagaje, sin el apoyo de escritos o chuletas imperceptibles, mientras aparecían algunas imágenes fijas en el fondo de la escenografía, para imprimir cierto dinamismo a los contenidos.

“Valores humanos” formó parte de la oferta de la televisora de Bárcenas hasta 1967, cuando migró a Venevisión. La nueva etapa se extendió hasta 1983. Lo que resultó invariable en 30 años fue la forma en que Uslar Pietri se refería a los televidentes, a quienes llamaba “amigos invisibles”.

La expresión pasó a formar parte del imaginario colectivo y sería utilizada, tiempo después, por unos jóvenes caraqueños que buscaban abrirse camino en el mundo de la música.

En broma, pero en serio

En 1987, cinco chamos del Colegio San Luis unieron sus talentos para formar una banda dedicada al vacilón. La bautizaron Glass y luego le cambiaron el nombre a Trucos. Proyectos personales, viajes, separaciones, abrieron un paréntesis que se cerró, cuatro años más tarde, cuando el vocalista Julio Briceño regresó a Venezuela, tras haber estudiado en Estados Unidos.

Se reencontró con sus excompañeros José Luis Pardo, Juan Manuel Roura y José Rafael Torres, quienes habían continuado sus andanzas musicales al lado de Armando Figueredo y Mauricio Arcas. Todos juntos decidieron asumir un proyecto con el cual ganarse la vida y, sobre todo, pasarla muy bien.

Al momento de escoger el nombre, surgió la idea de Amigos Invisibles, con expresa intención de rescatar la frase más conocida de Arturo Uslar Pietri junto a “Sembrar el petróleo”.

El lanzamiento del primer disco se concretó en 1995. “A Typical and Autoctonal Venezuelan Dance Band” tuvo una discreta receptividad hasta que fue descubierto en una tienda neoyorquina por el productor David Byrne, quien lo fichó para su sello Luaka Bop. El impulso obtenido convirtió al grupo en un referente que no ha perdido vigencia.

Lancero

Abogado, historiador, docente, diplomático, político y escritor, Arturo Uslar Pietri nació el 16 de mayo de 1906, en Caracas. Sus primeros años los pasó entre Maracay, Cagua y Los Teques. A los 17, inició estudio de Ciencias Políticas en la Universidad Central de Venezuela.

También desde temprano mostró su talento literario, con el cuento “La lucha” y artículos en prensa. Durante el primer exilio, en Madrid, logró la publicación de su obra cumbre “Las lanzas coloradas”.

Fue candidato presidencial y senador, además de una figura reconocida y premiada en una docena de países. Murió el 26 de febrero de 2001, en su ciudad natal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí