“El Conjuro 3”: no hay poder más fuerte que el amor

Foto: Cortesía Warner Bros.

El tercer y último episodio de la saga de “El Conjuro” no necesariamente genera el susto y la tensión que sus predecesoras. Parece más bien un filme de transición, un caso enfocado desde la distracción que experimenta la pareja al momento de llevar a cabo su trabajo. Porque esta vez vemos que Lorraine (Vera Farmiga) y Ed Warren (Patrick Wilson) están más distraídos pensando en lo mucho que se aman y se necesitan, que en el caso a resolver.

Y no está mal. No es algo que moleste. De hecho, al igual que ellos dan cuenta del amor que aún se tienen y profesan, somos testigos del romance y entrega de dos jóvenes que luchan por superar juntos la visita indeseada de un demonio con ganas de llevarse todo a su paso.

Otra cosa importante es que un verdadero fan de la saga sentirá el giro en la dirección, pues el estadounidense Michael Chaves (“La Maldición de la Llorona“) toma el relevo de “El conjuro 3: El diablo me obligó a hacerlo”, sin ganas de copiar a James Wan. En esta, la octava película de la franquicia de terror y suspenso que tuvo su despegue en 2013. Se mantienen ciertos guiños pero Chaves lleva su historia a otro nivel. Lo hace con algunas dificultades, eso sí, pero enfocado en mostrar que la pareja es fuerte cuando está junta pero débil por separado.

Lea la historia completa en Chevere.life

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>