El coronavirus también afectó al entretenimiento

Armando Manzanero murió el 28 de diciembre de 2020. fotos archivo

El coronavirus se veía lejano hace como más de un año. Sin embargo, el 13 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud decidió declarar pandemia a la enfermedad por Covid-19 que a finales de 2019 se estaba propagando con rapidez en China.

Así, los cines y teatros cerraron sus puertas; los grandes sitios apagaron sus luces; las giras mundiales se pospusieron, primero, y cancelaron después; los sets de filmación de cine y los de grabación de televisión guardaron las claquetas; y los grandes premios y festivales tuvieron que ingeniárselas para poder hacer, aunque sea con retraso, su acostumbrada cita anual.

Sin duda, la del espectáculo fue una de las industrias más golpeadas por la pandemia. Más de seis meses estuvieron los grandes estudios en pausa hasta saber cómo podían sortear la crisis. Rodajes como el de Mission: Impossible o The Batman, por ejemplo, fueron retrasados y luego suspendidos varias veces por contagios de sus estrellas.

Asimismo, estrenos taquilleros como la nueva aventura de 007 o Rápidos y Furiosos están a la espera de ver si pueden llegar a las salas este verano. Pero también, irónicamente, la industria del entretenimiento es la que más acompañó al público sobre todo en los primeros meses duros de confinamiento. Las plataformas de streaming exponenciaron su penetración y se posicionaron no solo para series y películas clásicas, sino también para estrenos de nuevas producciones.

Así, los grandes estudios comenzaron a crear, y potenciar, sus propias plataformas en línea y ofrecer ahí sus títulos.

El mundo musical fue también muy golpeado. Todos los tours tuvieron que suspenderse y la imagen de Andrea Bocelli cantando en Semana Santa frente al Duomo di Milano sin público, sin ruido y en soledad es, tal vez el signo inequívoco.

Los streamings sirven para que los fanáticos se reencontraran con ellos hasta que la asistencia masiva a conciertos pueda darse nuevamente.

Hace un mes, las salas de cine y teatro venezolanas reabrieron sus puertas solo en la semana flexible, con el aforo reducido y medidas de bioseguridad.

Quienes se fueron. El coronavirus también vistió de luto al espectáculo. Figuras icónicas como Armando Manzanero, Lucía Bosé o Nick Cordero murieron por complicaciones con la infección de la Covid-19. El caso de Cordero fue, además, muy doloroso, porque luego de muchos meses hospitalizado, perdió la batalla apenas a los 41 años de edad.

En el ámbito nacional, los gaiteros Jesús Terán “Chavín” y Marco “Pibe” Díaz murieron en diciembre de 2020 luego de contagiarse en un festival gaitero. En tanto que Ely Méndez murió el 4 de febrero luego de mostrar cierta mejoría.

La voz de Ely Méndez se apagó en febrero.
 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>