El mago de OS | Fantástico siempre

Foto: archivo

Así como en los 70-80 Venevisión contaba en su nómina con Amador Bendayán y Gilberto Correa, RCTV hacía lo propio con Henry Altuve y Guillermo González. Estos dos últimos tuvieron la misión de conducir, respectivamente, La feria de la alegría y Fantástico (luego El show de Fantástico) en la búsqueda de competir con el maratónico Sábado sensacional.

Publicidad

Tal introducción tiene el objetivo de recordar el momento en que fue rebautizado el actor, animador, productor y empresario fallecido esta semana: Guillermito “Fantástico” González, quien debutó en el medio artístico a temprana edad y tuvo la oportunidad de desarrollar una jugosa carrera que le ganó el cariño y el respeto del público.

De su trayectoria, hay cinco títulos que resultan imprescindibles: Las aventuras de Robert y Akela, serie infantil en la que junto a Rebeca González y Orlando Urdaneta formaba un trío de boy scouts dedicado a la resolución de misterios; Viva la juventud, programa de concursos que condujo al lado de Carmen Victoria Pérez, en el que instituciones educativas se enfrentaban en conocimiento y destrezas físicas para costear sus fiestas de graduación; Fantástico, espacio de variedades que presentaba a los cantantes del momento, certámenes de belleza y otras ocurrencias; ¿Cuánto vale el show?, que permitía la exposición de nuevos talentos para ser evaluados por Rosario Prieto, Carlos Almenar Otero y La Malandra Elizabeth (Denis Hernández); y Crecer con papá, comedia basada en la rutina doméstica de un padre divorciado.

Además de la labor realizada en el medio televisivo, a la que se suma su participación como socio fundador de Televen para romper el monopolio que hasta el momento tenían las dos televisoras privadas, otro aspecto destacable en el currículo de Guillermo González está relacionado con su contribución al desarrollo del teatro comercial.

Su olfato de empresario lo llevó a proponer contenidos más ligeros sobre las tablas, para lo cual habilitó la sala homónima en el centro comercial Chacaíto. Comedias de enredos con elencos de caras conocidas por su trabajo en la pequeña pantalla, sobrevivieron a las críticas despectivas y motivaron a un sector del público que no se sentía atraído por esta expresión artística que, en los últimos años, ha dado de comer a mucho talento desempleado.

Publicidad

El 30 de junio partió de este plano un hombre que dejó muchos afectos por su carácter jovial y su amor a la vida. También partió un visionario inconforme que multiplicó sus facetas, que creó oportunidades para nuevos talentos y que extendió su mano a algunos olvidados. Por eso lo fantástico trasciende su nombre, para permanecer en quien fue.

Enlaces patrocinados

Publicidad
×
Publicidad
×