El Mago de Os | Rosas para recordar

Jesús Rosas Marcano nació el 5 de enero de 1930

Botaste la bola, Negro como yo, Quítame y Las campanas de la catedral son algunas de las composiciones que legó el poeta Jesús Rosas Marcano a la cultura popular venezolana, gracias a la sabrosura que supo imprimirle el grupo Un Solo Pueblo.

Las letras de esas canciones apenas son un reflejo de la personalidad del autor margariteño, quien fue dotado de una gran capacidad para crear historias sencillas, cotidianas, simpáticas y pegadizas, con la musicalidad adecuada para alegrar el espíritu y adherirse a la memoria.

Y es que así era precisamente Rosas Marcano. El hombre campechano que se trasladó a Caracas para dar rienda suelta a sus inquietudes intelectuales y tuvo la oportunidad de estudiar en París, Francia.

Fue poeta de lo simple, compositor de lo autóctono, periodista de lo necesario y docente del gentilicio, gracias al seminario de canción popular que durante años dictó en la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela, junto a José “Cheo” Hernández. Su apoyo a las nuevas generaciones lo acompañaba con espontáneas sonrisas que reforzaban palabras de aliento.

En su producción artística también está incluido el tema La marcha de los pendejos, que creó para acompañar una iniciativa contra la corrupción, concretada el 15 de junio de 1989, en los albores del segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez, a lo largo de la caraqueña avenida México.

La movilización, bautizada a propósito de una expresión lanzada en televisión por el intelectual venezolano Arturo Uslar Pietri, congregó a un buen número de caras conocidas y anónimas que, al día siguiente, ocuparon las primeras páginas de los diarios.

Para la divulgación de sus composiciones, Rosas Marcano contó con un aliado de lujo: Un Solo Pueblo. La agrupación surgió en la década de los 70, gracias a la fusión de los talentos de Jesús e Ismael Querales, Froila Gil y Francisco Pacheco, quienes contribuyeron a la difusión masiva de la parranda con el apoyo de los sellos disqueros Promus, Sonográfica y Velvet-Rodven.

En 1996, el grupo fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación, por el Congreso de la República.

Jesús Rosas Marcano falleció el 7 de mayo de 2001, luego de sembrar afectos que lo recuerdan con sombreros de cuadros (antes de que se convirtieran en complementos fashion) y con carpetas bajo el brazo, en las cuales transportaba sus escritos para distintos periódicos. También con alguna bolsita de la que sacaba chucherías para ofrendar a sus interlocutores. Se despidió hace 20 años, aunque solo fue un hasta luego que se repite en la memoria de quienes tuvieron la dicha de conocerlo.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>