InicioChévereErick Palacios: Me gustan las obras que me puedan desafiar

Erick Palacios: Me gustan las obras que me puedan desafiar

Una pieza española estrenada en 1937, cuyo autor es Alejandro Casona, voilvió a las tablas, esta vez en Caracas y bajo la dirección de Jorge Roig Graterol. Se trata de «Prohíbido suicidarse en primavera», qu està en el Trasnocho Cultural los viernes a las 8:00 pm; mientras sábados y domingos desde las seis de la tarde.

Esta comedia inteligente cuenta con las acertadas actuaciones de Rafael Monsalve, Stephanie Cardone, Theylor Plaza, Nakary Bazán, Francisco Aguana, Raoul Gutiérrez, Nerea Fernández, Erick Palacios y Beatriz Tícali. Uno de los histriones. Palacios, ha tenido un 2019 intenso, participando tanto en obras de hunor como dramas inteligentes: «Y estoy pensando en nuevas propuestas».
 

– Varias comedias cortas y largas de humor negro en el año. ¿Te sientes bien en este género?

– Si me siento bien con la comedia, humor negro o no. Es un género muy divino de trabajar, es un gran disfrute social, emocional y laboral. Este año tuve suerte de explorar bastante en el humor y conocerme aún más dentro del mismo. Cabe destacar que la comedia en mi opinión es el género más difícil de trabajar, ya que influyen muchos factores en el por qué se hacen, pero en general el público que va a ver comedia es muy difícil. No todo le convence. Aquí entra de cierta forma el género de teatro infantil que siempre es mejor llevarlo por la comedia, ya que los niños son el público más difícil que hay.

Ellos jamás mentirán en lo que sienten al ver una obra. Si no les gustó te lo dirán o de alguna forma te lo harán saber. Los adultos pueden ser más diplomáticos, pero hay muchos detalles que los pueden delatar si no les gustó la obra o tu actuación. Esto último puede entrar en cualquier género, pero en la comedia es más notable. Ese es solo uno de los factores por el cual la comedia es tan difícil, hay muchos. 

– ¿Y aceptarías en el futuro fuertes papeles dramáticos?

Si, por supuesto. Ya lo he hecho anteriormente, ya que me han tocado personajes bastante fuertes de trabajar. Me gusta mantener el equilibrio: trabajar comedia y también drama. Este año de cierta forma lo hice. Trabajé en las comedias «Prohibido suicidarse en primavera» de Alejandro Casona, dirigida por Jorge Roig, que aún estamos presentando; «TOC-amela otra vez», dirigida y escrita por Jesús Carreño en el microteatro; y «Timoteo el Imaginario», dirigida y escrita por Julián Izquierdo, que fue teatro infantil. También estuve en piezas dramáticas como «Lautrec», basada en la vida del pintor Toulouse Lautrec, dirigida y escrita por Henry Zapata; y «ObSEXion», escrita por Dayana Santana y dirigida por Leonardo Mendoza en el microteatro, aparte de los trabajos cinematográficos que pude laborar. Pero creo que más que un género, me gusta trabajar en obras o películas que me puedan desafiar y con personajes bastante interesantes y quizás muy diferentes a lo que he hecho antes, no importa si es comedia, drama, infantil, etc. 

– Más adelante, ¿apostarías a la dirección?

– Quizás si, aún no lo tengo planeado, pero si lo he pensado. Creo que me podría ir bien, aunque debo estar en la posición para poder decirlo con seguridad. He dirigido pequeñas cosas en la universidad para la materia teatro y otras cosas pequeñas. Lo he disfrutado, pero nada profesional. En algún momento es posible que me pique esa roncha y quiera dirigir, pero por los momentos quiero centrarme en mi carrera actoral.

 – ¿Tienes algún texto propio que te gustaría montar?

– En realidad no. He tenido muchas ideas para escribir, pero no las concreto y tampoco tengo textos ajenos que quiera montar. He leído muchos libros, novelas y guiones interesantes, pero no he pensado en montarlos yo. Pero repito, no niego que dirigir sea una opción en el futuro. En teatro o audiovisual, sí me gustaría explorar eso en algún momento. 

– Se ve que estás sumergido en el arte…

– Creo que el arte puede salvar vidas, para los que lo hacen y para quienes lo ven. En mi caso me salvó de posibles tristezas y depresiones. Soy impresionantemente feliz en lo que hago y doy gracias a Dios que pude encontrar esto que me apasiona desde una temprana de edad. Ya con diez años en el medio quiero seguir haciéndolo por 100 años más. Y deseo que todo el mundo de ese paso para hacer lo que más los apasiona. Es difícil encontrarlo y luego hacerlo, aparte el miedo que sentimos para poder sacarlo adelante… pero debo confesar, las mejores cosas del mundo son las que están después del miedo.

Deja un comentario