InicioChévereESCUELA DE PAREJAS| Cosas que separan

ESCUELA DE PAREJAS| Cosas que separan

Cuando solo uno en la pareja hace todo en el hogar. Es muy probable un conflicto en el corto o mediano plazo cuando uno de los dos miembros de la pareja piensa que trabaja más que el otro en el hogar de manera injustificada.

Cuando no logramos superar la rutina. Combatir la rutina supone un esfuerzo permanente de ambos, lo que pudiera ser algo inevitable en algunas parejas que no logran despegarse ni un momento. Evitar pasar las 24 horas del día juntos, dedicarle tiempo a compartir con amigos y tener su cierta independencia individual se hace indispensable.

Demasiadas deudas. Es muy común asumir una gran cantidad de compromisos económicos cuando decidimos compartir nuestra vida con otra persona. El alquiler o la compra de un apartamento, facturas de servicios, cuotas del vehículo y la manutención de los niños forman parte de los compromisos ineludibles. Algunas veces tener una vida en común supone una pesada carga económica. Y si encima a alguno de los dos no le va bien en el trabajo, la preocupación se traspasa inevitablemente a la relación de pareja. Es difícil mantener el buen humor y más aún la pasión cuando uno tiene tantas deudas pendientes, por lo tanto solo asuma los compromisos económicos que usted pueda sustentar sin menoscabar su relación de pareja y familiar.

Adicción al trabajo. No es posible que el trabajo acapare nuestra vida hasta el punto de dejar en un segundo plano nuestra relación de pareja. Todos tenemos obligaciones y responsabilidades y es normal tener ambiciones laborales, pero también hay que saber ponerse límites cuando el trabajo ocupa la mayor parte de nuestro tiempo. A la pareja hay que cuidarla y atenderla. Hay que darse cuenta y asumir si detrás de esa entrega desmedida al trabajo se esconde un problema de desamor, una evasión de la rutina o incluso una infi delidad.

miguelsirav@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí