Hoy se cumplen 66 años de la siembra del “Maestro de la luz”

El reconocido pintor y artista plástico, Armando Reverón, tal día como hoy, un 18 de septiembre de 1954, falleció en Caracas siendo uno de los máximos exponentes de las artes plásticas en venezuela.

El Maestro de la luz realizó estudios en la Academia de Bellas Artes de Caracas y, gracias a una beca, siguió sus estudios en España y tuvo la oportunidad de visitar París.

A lo largo de su vida abordó el tema religioso, las naturalezas muertas, la figura, el paisaje, el autorretrato y el desnudo femenino; estos dos últimos fueron los más recurrentes en su producción. En 1921, se mudó a Macuto, allí construyó con sus propias manos El Castillete.

Se suelen distinguir en su carrera tres grandes épocas: Azul (marcada por la influencia de Nicolás Ferdinandov), Blanca (en la que exploró los efectos de la intensa luz del trópico) y Sepia (ya a finales de los 30).

En sus cuadros experimentó con soportes y técnicas inusuales, incorporando materiales como el musgo y el óxido de hierro; pero fue sin duda la luz el elemento más explorado.

A pesar de ser incomprendido por la sociedad, fue admirado por artistas e intelectuales como Pablo Picasso, Carlos Cruz-Diez, Fernando Botero y Antonio Saura, entre otros.

Su obra sólo alcanzó reconocimiento poco antes de morir y, en 2007, el -Museum of Modern Art- MoMA le dedica una retrospectiva, la primera destinada a un venezolano, y la cuarta a un pintor latinoamericano medio siglo después de Diego Rivera (1931), Cândido Portinari (1940) y Roberto Matta (1957).

Armando Reverón murió el 18 de septiembre de 1954, a los 65 años de edad. Desde el año 2016 sus restos mortales reposan en el Panteón Nacional de Venezuela. / Nota de Prensa MPPC

Enlaces patrocinados